Más de 550.000 euros para finalizar la primera fase del refugio Cap de Llauset

Comisión desarrollo DPH

La Diputación Provincial de Huesca fija en más de medio millón de euros la aportación para la red de refugios y más en concreto para finalizar la primera fase de las obras del nuevo de Cap de Llauset, el primero en la parte más oriental del Pirineo altoaragonés. Este es el acuerdo de la Comisión de Desarrollo y Territorial, presidida en esta legislatura por Maribel de Pablo, que se aprobará en la sesión plenaria del jueves, como paso previo a la firma de un convenio hasta el año 2017.

Con el firme convencimiento de que los refugios de montaña son equipamientos que contribuyen a generar actividad en el territorio donde se asientan, la Diputación Provincial de Huesca destinará un total de 555.000 euros a este ámbito que se distribuirán en tres anualidades, a razón de 185.000 euros cada ejercicio. Esto supondrá prácticamente el 70% de la inversión prevista en el borrador del convenio entre la DPH, el Ayuntamiento de Montanuy y la Federación Aragonesa de Montaña que permitirá la puesta en marcha, a finales de 2016, de estas instalaciones con parte de sus capacidad final de alojamiento pero contando con todos los servicios.

Es la continuidad al suscrito entre los años 2012 y 2014 cuyo resultado más visible está en el refugio del Cap de Llauset, en el Posets Maladeta, donde ya se ha finalizado la construcción de las dos bases-sótano y el montaje completo de la estructura de uno de los dos módulos que lo componen, además de otras actuaciones de mejora y remodelación en las instalaciones del refugio de Bachimaña y en el albergue de Montfalcó.

Su ubicación cumple, en el plano deportivo, varios aspectos importantes. Por un lado, se encuentra en pleno trazado del GR11, la Senda Transpirenaica, el sendero por etapas más transitado y que no contaba con un refugio en este tramo. Está a los pies de toda una serie de picos de más de tres mil metros que componen todo el extremo oriental de las Maladetas. Permite planificar, junto al refugio de La Renclusa, un magnífico recorrido de carácter alpino y circular al pico Aneto y al macizo de las Maladetas, y además es punto de apoyo para la realización de diferentes circuitos de montaña por los múltiples ibones que salpican todo su entorno.

Comentarios