Rudi: "Hoy en Aragón hay un gobierno que solo actúa con las miras puestas en sus intereses partidistas"

Análisis sobre las conclusiones Escuela de Verano que el Partido Popular de Aragón ha celebrado en Tarazona pero, sobre todo, mensajes políticos dirigidos al electorado aragonés sobre el sectarismo que está comenzando a evidenciar el actual ejecutivo autonómico de Javier Lambán, las alternativas y utilidad del voto ante las elecciones generales del próximo mes de diciembre, o reivindicar la democracia representativa y la Constitución española frente a la pretensión de los populismos de refundar el actual modelo de convivencia mediante un nuevo proceso constituyente, fueron las principales líneas que Luisa Fernanda Rudi destacó en su intervención de clausura de la séptima edición.

La presidenta de los populares aragoneses no obvió, además, hacer referencias explícitas al debate abierto en torno a la reforma constitucional, a la situación griega o a los refugiados porque, manifestó, “son cuestiones cuya resolución nos afectan directamente a todos, aunque puedan parecernos lejanas.”

No ha sido el principal eje de su intervención, pero Rudi si llamó de manera expresa la atención sobre los nuevos gobernantes socialistas en Aragón, que con el apoyo de Podemos, CHA e IU “están empezando a practicar políticas que nunca revelaron en campaña electoral, como son su voluntad de subir los impuestos a los aragoneses o utilizar el sectarismo en su acción política, como están demostrando con la escuela concertada.” Rudi añadió que mientras el lema del gobierno presidido por el Partido Popular durante los últimos cuatro años en Aragón fue el interés general y gobernar para todos “ahora ni siquiera se molestan en contentar a quienes les votaron, sino sólo en tener tranquilos a los partidos que apoyaron la investidura de Javier Lambán.” Un proyecto, el de los socialistas, carente de futuro y que según la presidenta regional del PP cuenta con el respaldo de partidos “cuyas recetas económicas y sociales ya se demostraron fallidas en varios países europeos incluida España, y más recientemente en Grecia, que ha pasado de tener una tasa positiva de crecimiento económico a primeros de 2015, a precisar de un rescate económico siete meses después gracias al populismo de Syriza.”

Rudi resaltó la relevancia que las elecciones generales del próximo mes de diciembre tienen para Aragón. “El Partido Popular fue la primera fuerza política en las elecciones europeas, también ganamos las locales y autonómicas, y para poder gobernar debemos aumentar nuestra mayoría en los próximos comicios”, destacó, para añadir que “el respeto a esos resultados constituyen, precisamente, la democracia representativa, algo que los populismos quieren obviar.”

En este sentido dijo que frente al Partido Popular “que es previsible, con las ideas claras y sin dobleces” tenemos al Partido Socialista con aliados como Podemos, IU y CHA “cuyas políticas ya estamos empezando a sufrir en Aragón”, en clara alusión a determinadas actuaciones controvertidas llevadas a cabo por los ayuntamientos de Zaragoza y Huesca, y el Gobierno de Aragón, “y en el otro extremo a quienes piensan lo mismo que el Partido Popular respecto a la unidad de España o la lucha contra el terrorismo pero que, para diferenciarse de nosotros, hablan como salvadores mediante una segunda transición o de modelos democráticos donde no vale lo construido anteriormente y piden, entre otras cosas, la eliminación del Tribunal Constitucional. Deben aclarar a quién darán su apoyo”

La reflexión anterior, resaltó, han de hacerla los aragoneses antes de votar y “nosotros, en el Partido Popular, tenemos que trasladar ese mensaje de reflexión a la calle.”

La presidenta de los populares advirtió que la reforma constitucional que plantean los socialistas es un “traje a la medida de Cataluña” y requirió al jefe del Ejecutivo aragonés a pronunciarse sobre si va a permitir agravios a los aragoneses de sus propios compañeros socialistas.

Sobre la situación que viven los nuevos refugiados en Europa apeló a una solución consensuada y urgente entre todos los países, incluidos los que están fuera de la Unión, basada en “la solidaridad y el sentido común”, y criticó con dureza la “utilización demagógica del sufrimiento de miles de hombres, mujeres y niños para hacer política, tal y como están haciendo los socialistas, en España y en Aragón en estos días.”

Comentarios