HTV: Concentración de motos en Alberuela de Tubo

Alberuela de Tubo era el epicentro de la cita motera. Durante este fin de semana, tuvo lugar la XI edición de la Concentración de Motos Antiguas, organizada como cada año por la Asociación El Puntal y que cuenta con la colaboración de la Diputación Provincial de Huesca, además del ayuntamiento de Alberuela y otras entidades. Una de las principales novedades es la visita a la Cartuja de Nuestra Señora de Las Fuentes este sábado, de la mano del experto monegrino Alberto Lasheras.

Otra de las novedades de esta edición es que las alrededor de 250 motos antiguas recorren parte de la Comarca del Somontano.

En total, un recorrido de cerca de 140 kilómetros que las motos antiguas comenzaban a recorrer a las 9.30 de la mañana, y que pasaba por Barbastro, Alquézar, Barbuñales, Pertusa, Salillas, Sesa, Huerto para terminar en Alberuela de Tubo. Además de los voluntarios, el dispositivo para este día lo componen 20 vehículos de apoyo, ambulancias y coches para evacuar motos averiadas del camino. El alcalde de Alberuela de Tubo, Gabriel Penella, también destaca la gran participación de voluntarios, con más de 80 en una localidad de 300 vecinos.

En esta edición participaban más de 200 motoristas de prácticamente todos los puntos del país y la participación más lejana viene de Inglaterra y Francia, donde es habitual ver toda la representación de la motocicleta española, pero también las inglesas de gran cilindrada o las de la Segunda Guerra Mundial.

ESPECIAL PROTAGONISMO PARA LA CARTUJA

Como muestra del compromiso con el patrimonio de la zona, desde la organización del evento han considerado oportuno que el Monasterio de La Cartuja de las Fuentes apareciese en el cartel anunciador. Además el programa de actos de la concentración incluía una visita guiada, explicaba Antonio Puyol, de la organización, que han querido ir más allá y por ello el obsequio a todos los participantes este año era una reproducción en madera de una de las pinturas murales de Fray Manuel Bayeu que decoran el interior de La Cartuja.

Comentarios