Pasión y tradición por las fiestas de Graus en la plaza Mayor

pregón graus

La plaza Mayor de Graus volvió a ser, este sábado, la anfitriona perfecta del acto de presentación de repatanes y repatanas y de lectura del pregón a cargo de Francisco Asarta, un texto nostálgico, en el que el pregonero recordó sus vivencias en Graus, tamizadas por su profesión de arquitecto. Se entregaron los premios del concurso del cartel de fiestas y portada del llibré y el broche lo puso la Banda de Música de la A.C.G que interpretó las obras dedicadas a la Virgen de la Peña y a Ramiro I, un fragmento de Gigantes y Cabezudos, y para finalizar, en colaboración, con la Rondalla Francisco Parra, un pasodoble. La noche continuó en el centro deportivo con la verbena.

Audio sin título
Audio sin título
Audio sin título
Audio sin título
Audio sin título

Francisco Asarta, ofreció en su pregón titulado “Desde mi solana” un repaso nostálgico de sus vivencias en Graus, donde nació y se crió, sin olvidar su profesión de arquitecto, a través de cuya mirada el público recorrió falsas, solanas o cubiertas, elementos, que, poco a poco, decía se van empobreciendo en un proceso de regresión plástica. No faltaron menciones a la plaza Mayor y a las principales calles de la villa.

Recordó Asarta, sus viajes desde Barcelona a Graus, sobre todo, en vacaciones, al principio, en taxi, conducido por Angelito Peiret, y la visión de la basílica de la Peña que le hacía exclamar “ya estoy en Graus”. Las obras llevadas a cabo en la basílica desde que, en 1.973, fue redactado el proyecto de restauración, también ocuparon parte de su pregón

Antes de la lectura del pregón fueron presentadas, oficialmente, las seis parejas de repatanes, representantes de los distintos barrios de Graus y de la juventud que, también quisieron dirigirse a sus vecinos para felicitarles las fiestas

También se hizo entrega de los premios del concurso de cartel y portada del llibré y fue, este el momento, en el que, Mario Ciutad, ganador infantil del concurso, interpretó la jota dedicada a la plaza con motivo del concurso El Mejor Rincón.

El alcalde de Graus, José Antonio Lagüens, que vivía una velada tan especial como lo fue en 2011, indicaba, hacía referencia en su discurso, a la promoción turística de la villa y su proyección. Graus está de moda, decía, gracias a las acciones como el cambio de ubicación de la oficina de turismo en 2012, con el que ha aumentado hasta en un 45% las cifras de atención a visitantes, rutas de marcha nórdica, vía ferrara, Vuelta Ciclista a España, cupón de la ONCE, los más de 25 kms de senderos con los que cuenta, la campaña Pasión por la tradición o, en la actualidad, la final del concurso El Mejor Rincón.

ENTRA CORTE (PREGON 15 4)

Lagüens, hablaba también de otras acciones como planificación urbanística, con proyectos y mejoras, con el fin de tener una villa preparada para crecer y mejorar. No olvidaba citar a la Cofradía del Santo Cristo y San Vicente Ferrer, pieza clave de las fiestas de Graus y para la conservación de la tradición, de unas fiestas que mezclan lo irreverente con lo solemne.

La banda de música de la Asociación Cultural Gradense ponía el broche a la noche con “Historia grausina musicalizdada” con la interpretación de las piezas dedicadas a la basílica de La Peña y Ramiro I, un fragmento de Gigantes y Cabezudos y para finalizar, en colaboración, con la Rondalla Francisco Parra, un pasodoble Francisco Parra, compuesto por Roberto Subirá. La noche continuó en el centro deportivo con la verbena amenizada por la orquesta Barasona.

ENTRA CORTE (PREGON 15 5)

Comentarios