El gasto familiar en Aragón cae un 6% en ocho años

Cada hogar gastó una media de 27.038 euros el pasado año en España. Desde 2008, el consumo de las familias españolas no ha parado de caer. Eroski Consumer ha querido comprobar cómo son las cuentas de las familias en cada comunidad autónoma y de qué forma han evolucionado desde 2006. En Aragón, cada hogar gastó en 2014 una media de 26.621 euros, una cifra similar a la media del estudio. Desde 2006, los presupuestos de los hogares aragoneses han caído un 6% (si se tiene en cuenta la variación de los precios). Durante ese periodo de ocho años, el gasto de las familias aragonesas se incrementó hasta 2008, año en el que se desembolsó una media de 30.387 euros, una cifra que no ha vuelto a recuperarse.

Los hogares aragoneses destinan los poco más de 26.600 euros principalmente a vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles. Esta partida supone el 33% del gasto medio total (8.700 euros). Y en segundo lugar, se invierte en alimentación y bebidas no alcohólicas, partida que supone un 16% de su presupuesto (4.124 euros).

El resto constituye entre el 1% y el 10% del presupuesto de las familias de Aragón. Son transportes, hoteles, restaurantes y cafés; ocio, espectáculos y cultura; artículos de vestir y calzado; mobiliario, equipamiento del hogar y gastos corrientes de conservación de la vivienda; salud, comunicaciones, bebidas alcohólicas y tabaco, enseñanza y otros bienes y servicios.

Cada hogar en Aragón ingresó de media 29.120 euros en 2013, un 8% menos que en 2008, cuando la renta aragonesa media era de 31.598 euros. Aún así, se encuentran un 11% por encima de la media (26.154 euros). En este sentido, un 55% de las familias aragonesas consultadas reconocen que en 2014 llegaban a fin de mes con dificultades, el 25% de ellos aseguraba incluso que con muchas dificultades (la media nacional es superior, un 37%).

Así, las familias en Aragón todavía se privan de muchas cosas. Por ejemplo, un 35% de los hogares no puede permitirse ir de vacaciones, al menos una semana al año, y un 30% no tiene capacidad para afrontar gastos imprevistos.

Comentarios