Se crea una Mesa de Apoyo al Refugiado en Huesca

Ante la posibilidad de que lleguen familias de refugiados sirios a la ciudad de Huesca, el Área de de Derechos Sociales del Ayuntamiento ha comenzado a trabajar en la creación de un Plan de Acogida. Este martes la Junta de portavoces municipales aprobaba la constitución de una Mesa de Apoyo que coordine los detalles necesarios para su integración. El concejal responsable, Iñigo Aramendi, habla de recursos habitacionales o necesidades educativas, pero antes están a la espera de recibir información sobre el número y las condiciones de esos posibles acogidos. Por el momento no saben nada.

La información todavía no es precisa, pero desde el consistorio entienden que asuntos como la educación y la sanidad se solucionarán a nivel nacional o autonómico si esas personas llegaran con los derechos que les otorga el Estatuto del Refugiado. Pero hay más asuntos a tener en cuenta como la creación de una oficina de atención al refugiado, conseguir espacios de vivienda o “explicarle cada paso que damos a la ciudadanía”.

Para ello se crea esta mesa que estará presidida por el alcalde o por el coordinador del Área de Derechos Sociales y compuesta por un representante de cada grupo municipal, de Servicios Sociales, de Cooperación al Desarrollo y de Secretaría del Ayuntamiento de Huesca; una persona del Gobierno de Aragón; otra de la Subdelegación del Gobierno en Huesca; un miembro de cada una de las entidades sociales Cruz Roja, Amnistía Internacional, Médicos del Mundo y Cáritas; y otro representante de los grupos o plataformas que pudieran constituirse en la ciudad.

La sensibilidad aragonesa en este tema se ha plasmado en la creación a iniciativas particulares como la Red Aragonesa de ayuda al refugiado, un grupo de facebook que ha conseguido que más de 2000 personas se ofrezcan a ayudar, 300 de ellos ofreciendo una vivienda para las personas que lo necesiten. Iñigo Aramendi explica que esta Mesa también se crea para coordinar toda esa solidaridad ciudadana.

Comentarios