Barreña se compromete con los más necesitados en su toma de posesión como presidente de Cruz Roja Aragón

El que ha sido presidente de Cruz Roja Huesca durante más de 15 años, Francisco Barreña, tomaba posesión este miércoles de su nuevo cargo al frente de la organización solidaria en Aragón. El nuevo presidente Autonómico de Cruz Roja se comprometía en su discurso con los más necesitados y también tendía la mano “a quienes lo han perdido todo”, en referencia a los refugiados sirios.

Esta crisis humanitaria era protagonista, con los compromisos tanto de la vicepresidenta de Cruz Roja España, como de la consejera de Derechos Sociales aragonesa, quienes se referían a la necesidad de dar respuesta a personas que huyen de conflictos de Asia y África y piden refugio en Europa.

La vicepresidenta nacional, Manuela Cabero, subrayaba “que los refugiados e inmigrantes, como personas, son un programa prioritario para la Institución”. Y ha añadido que “a pesar de la crisis, España -como los demás países de la Unión Europea- tiene la capacidad y, además, la obligación de considerar el estatuto de asilo. Y las instituciones y la sociedad deben atender a esas personas que cruzan medio mundo, poniendo en riesgo sus propias vidas y las de sus familias”.

Por su parte, la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, ponía en valor “la experiencia de Cruz Roja en la atención de migrantes en anteriores crisis”. Era rotunda al afirmar que “el Gobierno de Aragón contará con la Institución a la hora de gestionar la situación en Aragón”.

El acto celebrado servía también para hacer oficial la toma de posesión de los tres Antonio Vallés, voluntario de la entidad desde hace 25 años y vicepresidente provincial desde 2011.

130.000 PERSONAS ATENDIDAS en 2014

La labor de esta organización no gubernamental en Aragón es enorme. Más de 50.000 socios, casi 11.000 voluntarios y cerca de 130.000 personas atendidas en 2014, 30.000 de ellas en riesgo de exclusión social. Sólo en la capital aragonesa se destinó más de un millón de euros a ayudas de emergencia social en 2014. Pero la ayuda de Cruz Roja abarca programas dirigidos a toda la población: desde personas mayores, a infancia, juventud o mujeres; o también programas dirigidos a la cooperación internacional y la ayuda en catástrofes.

La elección de Francisco Barreña como nuevo presidente del Comité Autonómico de Cruz Roja, en sustitución de Vidal Muñoz, se produjo el pasado mes de abril, pero la toma de posesión se ha dilatado hasta ahora, debido a las elecciones autonómicas y municipales, así como al periodo vacacional.

El equipo de Barreña contará con cinco vicepresidentes: los tres presidentes de los comités provinciales, Antonio Vallés de Huesca, Pilar Cintora de Zaragoza, y Antonio Soler, de Teruel. Además, Carlos Bistuer, desde hace años vicepresidente de la Asamblea provincial de Huesca junto a Barreña, y Fernando Pastor, delegado en Zaragoza.

En el momento de su elección, Barreña aseguraba que llegaba con la idea de lograr una mayor implantación de Cruz Roja en Aragón. Además, pretende poner en marcha dos proyectos. Uno relacionado con el Bienestar Social, que todavía debe acabarse de perfilar, y otro relacionado con el Medio Ambiente.

Francisco Barreña es socio de Cruz Roja desde el 1 de mayo de 1993, y desde 1997 hasta 1999 fue vicepresidente provincial de Cruz Roja en Huesca. Desde 1999 fue presidente de Cruz Roja en Huesca y, desde ese mismo año, vicepresidente del Comité Autonómico y Vocal de la Asamblea General. Entre 2003 y 2007 también fue vocal del Comité Nacional de Cruz Roja.

Comentarios