El viaje de Alva Moca y las preguntas sin respuesta de Álvaro Calvo se exponen en la Diputación Provincial

Desde este viernes se exponen, en la Diputación Provincial, las obras resultantes de las XIV Becas de artes visuales Ramón Acín y Antonio Saura. Los murales de Alva Moca, el nombre artístico de Álvaro Moreno, son producto de un viaje de 560 días por América. Las fotografías de Álvaro Calvo, el ganador de la beca Antonio Saura, indagan en dudas existenciales y lanzan preguntas sin respuesta que él ha tratado de responder mediante imágenes. Una de ellas le ha llevado a ser seleccionado entre los 50 fotógrafos emergentes más destacados de los premios LensCulture.

La Diputación Provincial de Huesca continúa con el apoyo a los artistas visuales. La Beca Ramón Acín otorga 12.000 euros para desarrollar el proyecto ganador, que en el caso de Alva Moca consistió en trasladar al gran formato un cuaderno de viaje que escribió y dibujó durante los 560 días que viajó desde California a Chile, pasando por Brasil, Uruguay, Paraguay, Bolivia, Perú, Ecuador, Costa Rica y Panamá. En lo formal su obra es colorida, llena de capas y rostros, y con diferentes texturas. Esas herramientas le sirven para expresar su denuncia social, con obras como “Tiburones”, pero también sus miedos, inconformidades o anhelos sobre él y el ser humano. El proyecto se llama “Menú económico” porque su obra “se puede degustar por todos los públicos”, desde quienes sacan lecturas, hasta los más niños”. El resultado es más de una veintena de obras de gran tamaño que inundan la sala de exposiciones de la Diputación Provincial.

La obra del segundo de los ganadores de las becas de Artes Visuales de la Diputación (Beca Antonio Saura dotada con 6.000 euros) es fotografía. Álvaro Calvo ha rebuscado en sus adentros para crear un proyecto autobiográfico que mezcla la fotografía conceptual y la documental. Son imágenes abiertas que se hacen preguntas, muchas veces sin respuesta, de allí el título de su muestra “Unanswered”.

Las imágenes tienen títulos descriptivos. Álvaro Calvo no quiere inmiscuirse en una tarea, la de poner nombre a preguntas existenciales, que es muy personal. Sus 28 fotografías pueden verse hasta finales del mes de octubre en la sala de exposiciones de la Diputación Provincial de Huesca.

Comentarios