Moción de CHA-Monzón sobre la crisis migratoria

Chunta Aragonesista presenta una moción para su debate si lo estima el pleno del Ayuntamiento de Monzón en la que rechazan la actitud de la Administración General del Estado ante la crisis humanitaria que se está viviendo en Europa y en el entorno del Mediterráneo y muestra su profunda solidaridad con los ciudadanos que deben abandonar su país por razones ideológicas.

Del mismo modo, la propuesta contempla aprobar la adhesión a la red estatal de ciudades de acogida e instar al Gobierno municipal a iniciar contactos para crear una red aragonesa de municipios de acogida, en colaboración con el Gobierno de Aragón.

Finalmente, piden poner en marcha, con carácter de urgencia, las medidas oportunas para la acogida de refugiados, poniendo en funcionamiento un registro de ciudadanos y ciudadanas que quieran ayudarles y destinando las instalaciones públicas necesarias para la correcta organización del dispositivo de acogida.

Exposición de motivos:

Según argumenta CHA en la moción “en los últimos años estamos asistiendo a un fenómeno que se ha agravado en los últimos días: las peticiones de asilo de ciudadanos extraeuropeos que intentan traspasar nuestras fronteras empujados por el terror y la desesperación.

Los hechos a los que estamos asistiendo ponen en cuestión el papel de la misma Unión Europea y hacen tambalear los cimientos en la que se asientan. La ciudadanía europea no puede permanecer impasible ante el lamentable espectáculo que están dando algunos políticos europeos como Marine Le Pen -pidiendo la suspensión del Tratado de Schengen para "controlar las fronteras e impedir que los inmigrantes vengan" y tratar de que Europa deje de ser atractiva por sus "ayudas médicas y alojamientos de urgencia"- o Mariano Rajoy y su gobierno rechazando asumir 5.837 refugiados que le propone la Comisión Europea que supondrían el 0,01 % de la población del Estado cuando los estamos viendo morir en nuestras fronteras o hablando del supuesto "efecto llamada" de nuestro servicio de sanidad, que llevó a retirar en su día las tarjetas sanitarias a determinados ciudadanos.

El Estado Español otorgó tan solo 12 peticiones de asilo por 100.000 habitantes en 2014 (muy lejos de la media europea: 127), algo incomprensible viendo nuestra desgraciada historia y nuestra situación de frontera europea. Debiéramos ser ejemplares a la hora de entender la situación de los refugiados y exiliados. Sin remontarnos más, en la edad contemporánea en el Estado Español hasta 1975 ha habido varias situaciones de exilio político”.

Comentarios