El Gobierno de Aragón hará unos presupuestos realistas y viables

Las políticas sociales que centraban el programa tanto del PSOE como de los partidos que le apoyan el Gobierno de Aragón serán el objetivo prioritario en los presupuestos de la Comunidad para 2016, según subrayaba el consejero de Hacienda y Administración Pública, Fernando Gimeno, en las Cortes de Aragón. Gimeno comparecía en la Comisión de Hacienda, Presupuestos y Administración Pública, dentro de la ronda de presentación que iniciaron los consejeros la pasada semana, para exponer las líneas maestras de su gestión en esta legislatura y en particular las previsiones para el próximo ejercicio.

El consejero incidía en que los presupuestos de la Comunidad para el próximo año serán realistas y viables, con el objetivo de entrar en la senda de la estabilidad presupuestaria, cuyas ratios de déficit, deuda o morosidad es imposible cumplir este año, al igual que en la mayoría de las Comunidades Autónomas. Una situación que sin embargo, insistía, se va a corregir entre 2016 y 2017 para alcanzar en 2018 el objetivo de déficit cero en la Administración autonómica.

En este sentido, subrayaba que las cuentas para 2016, a diferencia de las de este año, incluirán todas las partidas necesarias para el pago de las nóminas de Sanidad, Educación y así como las destinadas al Ingreso Aragonés de Inserción (IAI, que se incluirá en el proyecto de Renta Básica) y las ayudas a la Dependencia.

La ausencia de partidas suficientes para estos fines en el presupuesto vigente, recordaba, es el origen de un ‘agujero’ de cerca de 800 millones de euros como consecuencia, fundamentalmente, de más de 600 millones de partidas que no tienen presupuesto y más de 165 millones de ingresos que aun estando presupuestados no se van a cobrar, lo que a su vez ha disparado la desviación de los objetivos de estabilidad presupuestaria exigidos por el Ministerio de Hacienda y la Unión Europea.

Gimeno lamentaba también que el anterior Ejecutivo aragonés no se acogiera en su momento a la financiación que ofrecía el Estado intentando dar una falsa imagen de solvencia, lo que supuso que, a diferencia de otras comunidades que aceptaron ser abiertamente intervenidas, Aragón tuviera que recurrir a créditos bancarios con intereses mucho más elevados.

Asimismo reiteraba que otro error fundamental del anterior Ejecutivo fue bajar los impuestos estando sumidos en una crisis económica tan grave como la de los últimos años y en una Comunidad deficitaria, lo que redujo sustancialmente los ingresos de las arcas autonómicas.

Para recuperar la senda de la disciplina presupuestaria, Gimeno anunciaba nuevos ajustes este mismo mes con el objetivo de dotar de presupuesto los gastos de personal de sanidad y educación y los gastos de inclusión social y dependencia, y, antes de fin de año, con un Plan Económico Financiero al que tendrán que dar el visto bueno la AIREF, el Consejo de Política Fiscal y Financiera y el Ministerio de Hacienda y que también incluirá una recuperación de los ingresos.

Aparte del posible aumento de ingresos aparejado a la incipiente mejora general de la economía, el consejero avanzaba algunas líneas para incrementar los recursos de la Comunidad mediante la refinanciación de la deuda de las empresas públicas, medidas fiscales que no precisó de momento u optimización de los fondos europeos al alcance de Aragón, así como, a más largo plazo, la reforma del sistema de financiación autonómica que se tratará de impulsar desde Aragón.

En cuanto a Función Pública, el consejero planteaba tres líneas de actuación. Por una parte, retomar el proyecto de ley pendiente desde la pasada legislatura, que afecta a un colectivo de cerca de 50.000 empleados públicos. Por otra, la continuidad de las negociaciones iniciadas con los representantes sindicales sobre las demandas salariales del colectivo. Y también un plan específico de mejora de la calidad de los servicios públicos.

Finalmente, Gimeno destacaba su intención de seguir mejorando los procesos de contratación pública para que todos los ciudadanos puedan acceder a los mismos dentro de la política de transparencia que marcará las actuaciones del departamento, ha concluido, durante todo su mandato.

Comentarios