El PAR impulsa un pacto por la educación en Aragón que defienda los intereses de la mayoría social

La portavoz adjunta del Grupo aragonés en las Cortes y portavoz en la Comisión de Educación, María Herrero, registró el pasado viernes una proposición no de ley para impulsar un pacto por la educación en Aragón como modelo educativo “eficaz y estable” entre todos los Grupos parlamentarios, que sea satisfactorio para todos los aragoneses y aragonesas “y no solo para aquella parte de la sociedad más próxima ideológicamente al Gobierno de turno”.

Para ello, María Herrero propone promover una Comisión Especial de Estudio sobre la educación en Aragón, su diagnóstico y propuestas de mejora. Además, insta al Gobierno de Aragón a que traslade la iniciativa parlamentaria y la opinión de las Cortes al próximo Gobierno de España para que promueva, a la mayor urgencia posible, “un foro de debate político” que ofrezca participación a profesionales y técnicos sobre la educación en España “sin sectarismos ni partidismos”, y derive en un “pacto unánime por la educación”, de manera que el modelo educativo resultante sea “satisfactorio” para toda la sociedad en general y no solo para la parte social ideológicamente más próxima al Gobierno.

La diputada María Herrero ha lamentado que en los últimos años hayamos contemplado un cambio de legislación con cada cambio de Gobierno central “generando malestar, debates estériles y enfrentamientos que no han servido para mejorar el diagnóstico educativo en España donde aproximadamente uno de cada tres alumnos no alcanza el título de la ESO”.

Según Herrero los cambios legislativos han sido “puros parcheos” que lamentablemente no han atajado el fondo de una cuestión tan “sensible y vital para el futuro de un país”. En este sentido ha valorado la necesidad de que en los asuntos más básicos que marcan la legislación orgánica, “sean las Cortes generales las que se impliquen y donde se plantee un proceso de debate, participación y consenso profundo y amplio”.

María Herrero defiende que la educación es una materia con la que los partidos políticos deberían tener especial sensibilidad, “voluntad política y generosidad” para tratar de diseñar un modelo educativo estable, moderno y de calidad, “que prepare a los alumnos de hoy para la sociedad del mañana”, que revise contenidos, metodologías, espacios, formación y acceso de los docentes, entre otras cosas”.

La diputada del Grupo Aragonés en las Cortes ha rechazado también que la educación se utilice como “arma arrojadiza entre partidos políticos” y a que cada Gobierno tome medidas dirigidas a satisfacer a la población ideológicamente próxima a él “queremos un modelo educativo del que nos podamos sentir orgullosos todos, que seamos un referente internacional y que se mantenga en vigor por encima de cambios políticos a medio y largo plazo, con lo que ello supondría, además, de dignificación de la profesión docente”.

Comentarios