Damián Iguacen, homenajeado por su trabajo por el Patrimonio Eclesiástico

Damián Iguacen

El Obispo emérito de Tenerife, Damián Iguacen, que fue durante 9 años presidente de la Comisión Episcopal de Patrimonio, recibía un sentido homenaje en el transcurso del Congreso de la Asociación de Archiveros de las diócesis españolas, que en su 29 edición, se trasladaba este miércoles a Huesca. Se le mostraba la gratitud y aprecio de esta Comisión, por el servicio que prestó a la Iglesia, ya que impulsó las pautas para el conocimiento, protección y difusión del Patrimonio eclesiástico.

Audio sin título
Audio sin título

El presidente actual de la Comisión Episcopal de Patrimonio y Obispo de Ávila, Jesús Burillo, era el encargado de leer la “Laudatio” del homenajeado, que está a poco más de 4 meses de cumplir 100 años, el próximo 12 de febrero. En ella se hacía alabanza de esos casi 100 años, y memoria del bien que ha hecho a la iglesia, con sus cualidades de persona sencilla, proceder discreto, honda espiritualidad e inteligencia. Desde su sensibilidad y vocación, afirmaba, fue uno de los grandes impulsores del patrimonio cultural, colaborando para que los obispados hayan desarrollado el cuidado cultural de su patrimonio, especialmente también en bibliotecas y archivos. Al mismo tiempo, alentó y consolidó el tejido cultural del patrimonio de la Iglesia.

Los participantes del Congreso regalaban a Damián Iguacen una Virgen del Pilar así como un lote de los últimos libros, que han editado.

El homenajeado, que aseguraba ser “el último de todos”, se mostraba agradecido y emocionado por este reconocimiento.

El Congreso, que tiene como tema “Los Milagros y hechos prodigiosos en los Archivos de la Iglesia”, continuaba con una conferencia a cargo de Susana Villacampa, titulada “La veneración del Cristo de los Milagros en la Seo oscense”. Posteriormente visitaban el ayuntamiento de Huesca y rezaban Vísperas en San Pedro el Viejo. El viernes visitarán la Catedral de Jaca y San Juan de la Peña.

Damián Iguacen fue nombrado en 1969 Administrador Apostólico de la diócesis de Huesca. En 1970 fue consagrado Obispo de Barbastro. En 1974 fue nombrado obispo de Teruel-Albarracín, y en 1984 obispo de Tenerife, donde estuvo hasta su jubilación el 12 de junio de 1991. Además, entre 1984 y 1993 fue el presidente de la Comisión Episcopal de Patrimonio y miembro de la comisión central de límites diocesanos de Aragón. En 1970 fue nombrado Hijo Adoptivo y recibió la medalla de oro de la ciudad de Huesca.

Comentarios