Salinera de Naval S.L., entre las diez empresas más antiguas de España

Salinera de Naval

Esta empresa de la localidad de Naval se encuentra junto con el Banco de Santander y otras, entre las diez más antiguas, según publicaba este domingo el diario El País en el suplemento "El País negocios".

El ranking está encabezado por Mina Pública de Aigües de Terrassa, S.A. (1.842), Aistom Grid, S.A. ( La Maquinista Terrestre y Marítima, 1.855), Banco Santander, S.A. ( 1.857), Grupo Catalana Occidente, S.A. (1.864), Salinera de Naval, S.L. (1.871), Café Dromedario, S.A. (1.871), Roldós, S.A. ( 1.872), S.A.P.C. del Teatro Cervantes de Almería ( 1.876), La Unión Alcoyana, S.A.S.R. ( 1.877) y Salinera Española, S.A. ( 1878).

Salinera de Naval, S.L. data del año 1.871 aunque existen documentos que certifican que en 1.094 ya se obtenía sal para su venta de sus numerosos manantiales. A finales de la década de los noventa la empresa Salinera de Naval S.L. acondiciona y pone en marcha los baños en las Salinas de Naval, además continúa con la obtención y venta de sal.

Recientemente se ha presentado el libro “El oro blanco del Somontano” del autor Juan Manuel Rodríguez, publicado con la colaboración del Ayuntamiento de Naval. En sus 268 páginas, Rodríguez da a conocer que la historia de Naval siempre ha estado ligada a la sal, “Naval brilló con luz propia como centro salinero no solo por la cantidad de manantiales salinos que posee, sino también por la excepcional calidad de su sal. La historia de esta villa ha estado siempre ligada a la de sus salinas y ha jugado un papel tan relevante como, a menudo, desconocido en la historia de Aragón”.

Naval es una localidad de 296 habitantes ubicada en la Comarca de Somontano. La obtención y venta de sal y la alfarería, son en la actualidad dos actividades económicas muy importantes para la localidad.

En cuanto al patrimonio de Naval destacan los Alfolíes o almacenes para la sal. Interesante muestra de arquitectura civil, situada junto a la Plaza Mayor y datada en el s. XIII. En 1274 el rey Jaime I concedió a Naval el privilegio de monopolio estanco para la venta de la sal en una amplia zona de Aragón. Por este motivo se construyó un gran alfolí o granero de sal, capaz para más de 800.000 fanegas, con vivienda para el administrador. La nave cuenta con grandes y sólidas columnas en el centro con motivos decorativos en madera sobre sus capiteles.

El centro de interpretación de la alfarería es otro de los atractivos de la localidad. La importancia de la alfarería en Naval lo prueba la existencia de 20 alfares a comienzo de siglo XX, con sus maestros y aprendices. Actualmente el Centro de Interpretación de la Alfarería de Naval, ubicado en el antiguo taller de alfarería del maestro alfarero llamado Pedro Salanova y transformado en museo tras su rehabilitación en el año 2002, explica esta tradición mantenida hasta la actualidad. Se puede visitar el obrador, las balsas de decantación y el horno antiguo, en muy buen estado y que se utilizaban hace décadas para la elaboración de piezas de barro. Todavía en 1940 había 14 talleres y 22 maestros alfareros. En las décadas de 1960 y 1970, la población de la villa desciende de 584 a 387 habitantes y las alfarerías desaparecen completamente. En los últimos años se han reabierto un par de ellas.

Comentarios