Seis rescates durante el fin de semana, cuatro de ellos el domingo

rescate Guardia Civil en Riglos

Los equipos de montaña, junto con la Unidad Aérea de Huesca y personal sanitario del 061, realizaron durante el fin de semana un total de seis rescates. El más complicado, el último de todos, se llevó a cabo en los Mallos de Riglos, allí fue necesario el uso de una grúa para rescatar a un montañero que se había precipitado de la pared “Chinatown” de uno de los mallos. En la madrugada del viernes al sábado dos jóvenes vascos de 23 años fueron rescatados en el barranco “Gorgas Negras” tras pasar la noche al raso, uno de ellos con hipotermia.

Este fue el primer rescate del fin de semana, que se inició el viernes a las 21.30 horas, cuando se recibió el aviso de que dos jóvenes se encontraban en esta zona de Guara, sin el equipo adecuado y a los que les había sorprendido la noche. Los barranquistas fueron localizados sobre las 03.00 horas por miembros del EREIM de Huesca, que se desplazaron hasta la zona en vehículo y remontaron el barranco hasta encontrarlos. Tras darles bebidas calientes y cubrirlos con mantas, los agentes finalizaron la noche junto a los jóvenes y a primera hora del sábado con apoyo del Helicóptero de la Unidad Aérea fueron recogidos y trasladados a Huesca.

Sobre las 14.00 horas del sábado se recibió el aviso de dos montañeros que pedían auxilio en el Pico de Balaitus. Sin más información por la mala cobertua, especialistas del EREIM de Panticosa, la Unidad Aérea de Huesca y un médico del 061 se trasladaron a la zona y tras sobrevolarla, localizaron a dos personas en la cima de la Aguja de Ussel (3022m), término municipal de Sallent de Gallego.

Mediante un apoyo parcial se consiguió subir al helicóptero a los dos hombres, también vascos y de 38 y 28 años, que fueron evacuados ilesos hasta el Pueyo de Jaca. Al parecer se vieron sorprendidos por el hielo que había en la zona, y carecían de material adecuado para proseguir con la marcha.

Recién empezado el domingo, sobre las 00.30 horas, se recibía el aviso de un hombre que alertaba sobre dos compañeros que no habían regresado del Aneto. El primero se dio la vuelta a la altura del Portillón Superior y estuvo esperando a sus amigos, que a las 23.00 horas no habían regresado al Refuegio de la Renclusa.

La Patrulla de Seguridad Ciudadana del Puesto de Benasque inició las gestiones para localizarlos sobre las 07.00 horas pero no obtuvieron resultado, por lo que miembros del GREIM de Benasque, junto a un médico del 061 y la Unidad Aérea se dirigieron al Aneto. Sobrevolaron la zona más de una hora sin localizar a los desaparecidos, por lo que volvieron al refugio a preguntar a su compañero más datos. Poco después llegaron al lugar los dos desaparecidos, ambos ilesos. Habían pasado la noche en una tienda de campaña con tres personas que se encontraron en la zona del Portillo Superior. Fueron acompañados hasta “La Besurta”. Los desaparecidos eran dos británicos de 39 y 46 años.

También en la mañana del domingo, la Guardia Civil tuvo que rescatar a dos varones de 38 y 2 años vecinos de Madrid. A las 11:40 horas se recibió el aviso de una persona que estaba escalando la pared “Fraucata” (Parque Nacional de Ordesa) que indica se había producido el desprendimiento de una piedra, que había golpeado a otra persona.

Personal del GREIM Boltaña, Unidad Aérea y médico 061 se desplazaron hasta la zona y tras localizar y asistir al herido fue trasladado al Hospital San Jorge de Huesca. También se auxilió al escalador que avisó del suceso, que fue trasladado hasta Boltaña, donde tenía su vehículo.

A las 15:10 horas se recibió una llamada de unos montañeros que habían localizado a un hombre que sangraba por la cabeza, desorientado en una zona próxima al barranco Arriel, en Sallent de Gallego. El EREIM, la Unidad Aérea de Huesca y un médico del 061, sobrevolaron la zona, localizaron al accidentado, y una vez estabilizado y colocado un collarín lo trasladaron en helicóptero hasta el Hospital San Jorge de Huesca. Se trata de un vecino de Vizcaya de 72 años.

Por último, a las 16.00 horas se recibió una nueva llamada, informando del accidente de un escalador en la pared “Chinatown” de los mallos de Riglos, se dirige al lugar EREIM de Huesca, Unidad Aérea y médico 061.

Una vez en la zona, sobrevolaron las paredes de escalada y localizaron al accidentado en la zona alta del Mallo Visera (230 m de altura), precipitado sobre una repisa tras una larga caída.

Tras preparar todo el material, los especialistas activaron la grúa del helicóptero para efectuar mediante ciclos de grúa la aproximación al herido. En el primer ciclo se introdujo el especialista con todo el material de equipación para proteger y asegurar la zona, en el segundo ciclo se introdujo al médico, que estabilizó al herido, y en el tercero a otro especialista con la camilla.

Tras un dificultoso trabajo conjunto pudieron extraer al herido, que fue trasladado hasta una zona de aterrizaje habilitada, donde es transferido al helicóptero medicalizado del 112, para su traslado al Hospital Miguel Servet (Zaragoza). Tras ello, se efectuaron en el lugar del accidente dos ciclos de grúa más, con los que se logra extraer de la zona al médico del 061 y al otro especialista junto con el otro escalador.

Comentarios