“3ymás” lamenta la poca sensibilidad del Ayuntamiento con las embarazadas y familias numerosas

El presidente de la Asociación de Familias Numerosas “3ymas” asegura que el Ayuntamiento de Huesca “ha quebrado la filosofía de apoyo a las personas con movilidad reducida como puede ser una mujer embarazada”. Lo hace después de que se haya denegado la posibilidad de tener plazas de aparcamiento reservadas a mujeres en sus dos últimos meses de gestación en las proximidades de los centros de salud y zonas escolares. Una petición que se hacía extensiva también a las familias con al menos 2 hijos menores de 3 años.

Esta propuesta la presentó CHA en el marco del debate municipal de la Ordenanza de Estacionamiento para personas con movilidad reducida. La asociación recuerda que en España el número de atropellos de menores de 4 años durante 2013 fue de 415 y la seguridad de los menores debe ser una prioridad de consistorio oscense.

Además, recuerdan que este carácter de movilidad reducida sería temporal puesto que solo sería mientras se mantuvieran las condiciones.

Explica Alejandro López-Blanco que se ha desestimado la alegación aduciendo que es difícil garantizar el uso correcto de las tarjetas, y sobre ello asegura que en municipios como Vitoria y San Sebastián están implantadas desde hace unos años, y existe una perfecta coexistencia con las tarjetas para minusválidos.

“3ymas” recuerda que la tarjeta para mujeres embarazadas tiene una validez definida, pues dejan de tener movilidad reducida cuando llega a término su gestación. La fecha de caducidad se puede informar en el momento en que se hace la solicitud de la misma.

En cuanto al caso de los niños menores de dos años sucede lo mismo, pues de la inscripción en el libro de familia se puede deducir cuándo serán mayores de dos años.

Comentarios