Bruselas reconoce que la cuenca del Gállego, "no alcanza un buen estado ecológico ni químico"

Izquierda Unida Aragón exige a los Gobiernos central y autonómico celeridad en la puesta en marcha del Protocolo de cooperación para la descontaminación del río Gállego que, en materia de aguas, firmaron el pasado enero, ante la contaminación de lindano. En respuesta a una pregunta formulada por la eurodiputada de esta formación, Ángela Vallina, a la Comisión Europea sobre la actuación del Gobierno de Aragón en relación con el cumplimiento de la Directiva Marco del Agua y las acciones desarrolladas para evaluar y corregir el grave riesgo que representan los vertidos de Inquinosa, Bruselas reconoce que la cuenca del Gállego, en esta zona, “no alcanza un buen estado ecológico ni químico”.

La diputada de IU en las Cortes de Aragón, Patricia Luquin, recuerda que hay más de 10.000 personas en el Alto Aragón que pueden volver a verse afectadas por la contaminación de las aguas por este peligroso insecticida.

Así, Bruselas considera que es demasiado pronto para evaluar si las medidas previstas por las autoridades son adecuadas para cumplir con los requisitos de la legislación de residuos y de la Directiva. Para Izquierda Unida, 9 meses es tiempo suficiente para que el Gobierno de Aragón y el Central hubieran puesto en marcha medidas efectivas, “pero sólo conocemos que la DGA ha elaborado un estudio que está, aún, en trámite de consultas para determinar si debe someterse a evaluación ambiental”, critica Luquin.

Por su parte, el Coordinador de IU en el Alto Aragón, Miguel Aso, considera que el Gobierno de Aragón debe acelerar los trabajos y presionar a Madrid, antes de que se celebren elecciones generales, para que sufrague el coste de las actuaciones, tal y como establece el Protocolo para “descontaminar los suelos de Sabiñánigo minimizando al máximo los riesgos de contaminación sobre el Gállego, las personas y los seres vivos que habitan y viven de él”.

Comentarios