El I3A de investigación y Cadis trabajan para dar respuesta a las necesidades de la discapacidad

El Instituto de Investigación en Ingeniería de Aragón (I3A) de la Universidad de Zaragoza y CADIS Huesca tratan de impulsar líneas de investigación que den respuesta a las necesidades de las personas con discapacidad. Representantes de las asociaciones e investigadores han participado en el segundo encuentro organizado por ambas entidades. La II Jornada Disworking ha servido para recoger las demandas y las cuestiones todavía sin resolver que mejorarían la calidad de vida de estas personas. Hay opciones que van desde las casas inteligentes a las aplicaciones móviles.

Los investigadores del I3A han explicado sus proyectos actuales en el área de la discapacidad como la accesibilidad a información mediante dispositivos sustitutorios al ratón, la sintetización de voz personalizada, el subtitulado, las redes sociales aplicadas a centros, los sensores en e-health o las sillas de ruedas, así como las tecnologías de captura del movimiento para ayuda en tratamientos de rehabilitación.

Pero además, han tenido la oportunidad de escuchar de primera mano las necesidades del colectivo de la discapacidad, contadas por los representantes de asociaciones de Huesca, Atades, Asapme, Aspace, Asza, la Asociación “San Francisco de Sales” de Hipoacúsicos y la Asociación Down. Todos ellos miembros de CADIS Huesca.

Todo ellos, han expuesto más de 10 líneas de trabajo que ayudarían a mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad o en situación de dependencia. Desde actuaciones en domótica para facilitar la vida independiente, al seguimiento de hábitos de vida saludables, la adaptación de materiales para posibilitar el lenguaje o las aplicaciones móviles. Pero también, han subrayado necesidades en adaptación de los medios audiovisuales, la supresión de las barreras de comunicación, la búsqueda de respuestas a los problemas de accesibilidad, nuevas tecnologías en lenguaje de signos o teleasistencia para personas sordas.

El director del I3A, Ignacio Garcés, ha destacado la importancia de este marco de colaboración en la Universidad de Zaragoza, “nos permite salir de los laboratorios, difundir lo que hacemos y que los trabajos de investigación se puedan aplicar a las necesidades de las personas con discapacidad.”

También la gerente de CADIS-Huesca, Marta Peña, ha valorado positivamente el encuentro con los grupos de investigación, “conocer qué hacen nos permite impulsar líneas de investigación que favorezcan y den respuesta a nuestras necesidades.”

Comentarios