La Confederación de Empresarios de Aragón advierte contra los nuevos impuestos y subidas fiscales anunciadas

La CREA, Confederación Regional de Empresarios de Aragón, considera que sería muy negativo para la actividad empresarial y empleo, que el Gobierno de Aragón (y también el ayuntamiento de Zaragoza) adoptase sus anunciadas medidas de creación, subida o reforma de impuestos, que supondrían incrementar la presión fiscal, principalmente al tejido productivo. Estas acciones, aseguran, serían totalmente contraproducentes para la incipiente recuperación de la actividad empresarial, así como para su traslación al mantenimiento y recuperación del empleo, al tiempo que mermarían la competitividad de las empresas y el atractivo de este territorio para la inversión, en algunos casos suponiendo agravios comparativos con territorios vecinos.

La Confederación considera que el aumento de la recaudación tributaria debe provenir del incremento de la actividad, porque de esa forma será sostenible al producir una recuperación progresiva de las bases imponibles. Por el contrario, medidas como las anunciadas en torno a los impuestos de Sucesiones y Donaciones, sobre las hidroeléctricas, medioambientales, IBI, IAE, etc., supondrán un quebranto importante para las empresas, cuando todavía son mayoría las que, sobre todo entre las pymes, continúan arrastrando pérdidas o están iniciando su recuperación.

CREA recuerda, además, que empresas y ciudadanos han hecho un fuerte esfuerzo tanto fiscal como de reducción de deuda a lo largo de los últimos años, mientras que el endeudamiento público sigue creciendo y continúa existiendo un amplio margen para reducirlo, racionalizando y ganando eficiencia del gasto público mediante la eliminación de duplicidades entre las diferentes administraciones, trámites reiterativos y la inflación legislativa que repercute negativamente sobre empresas y ciudadanos.

Es precisamente el compromiso con la consolidación fiscal uno de los aspectos que CREA considera positivos del Proyecto de Presupuesto Generales del Estado 2016, al igual que el hecho de que la inversión total asignada a Aragón aumente por segundo año consecutivo tras seis ejercicios anteriores de notables reducciones. Sin embargo, creen que la asignación continúa sin ser adecuada para el peso territorial de Aragón y su dispersión poblacional; de hecho es la tercera Comunidad Autónoma con menor inversión por kilómetro cuadrado, aunque la comparación sea positiva en inversión por habitante. Será, además, fundamental, tener información precisa de la inversión efectiva que finalmente llega a materializarse ya que Aragón arrastra carencias en infraestructuras consignadas y no realizadas en anteriores ejercicios que, en algunos casos, se retoman nuevamente en este proyecto.

La Confederación valora la reactivación de las obras en tramos que ya deberían estar ejecutados conforme a su planificación inicial de la A-23 y A-21. También, lo consignado para realización de obras del Pacto del Agua, destacando la del embalse Biscarrues-Almudévar.

Por el contrario, echa en falta una mayor dotación para infraestructuras ferroviarias, destacando negativamente la testimonial asignación para estudios de la Travesía Central por el Pirineo, así como el tratamiento de la línea Zaragoza-Teruel-Valencia, con solo 18 millones plurianuales previstos para Teruel-Sagunto, cuando el estudio respaldado por lar organizaciones empresariales de ambas comunidades autónomas fija en 222 millones los necesarios para que esta infraestructura dé un servicio adecuado a empresas y ciudadanos.

En otro orden de cosas, CREA quiere manifestar su apoyo al Gobierno de Aragón en su reclamación de que se cumplan las sentencias eclesiásticas y civiles que ordenan la devolución a la diócesis de Barbastro-Monzón de los bienes de sus parroquias depositados en Cataluña.

Comentarios