Luis Felipe desgrana sus propuestas para mejorar la vida empresarial de Huesca

En el transcurso del almuerzo organizado por Amephu, la Asociación de Mujeres Empresarias, el alcalde de Huesca, Luis Felipe, desgranaba sus ideas principales para hacer de Huesca una ciudad con capacidad de liderazgo en lo empresarial. Cuestiones como los polígonos industriales, fomentar la agroindustria, dar salida a los jóvenes con o sin formación... En su opinión, las relaciones del ayuntamiento de Huesca con el sector empresarial deben ser fluidas, en el marco del acuerdo local por el empleo.

El alcalde reconocía que Huesca tiene una situación socioeconómica compleja, con un 84% de los trabajadores en el sector servicios, una gran dependencia del sector de la hostelería y los servicios, y un débil tejido industrial.

Entre sus propuestas figuran:

Las administraciones deben mantener y apoyar el empleo público digno, que nunca puede ser precario, prestando servicios en la ciudad de Huesca. Hay que evitar, además, a recentralización de servicios en Zaragoza, como el cuartel Sancho Ramírez, la Universidad de Zaragoza y Walqa.

Por lo que se refiere a los solares y edificios vacíos, hay que hacer un esfuerzo por general decisiones, que hagan que no se vacíe el centro. En cuanto a la hostelería, hay que evitar una posible burbuja en este sector.

Hay que trabajar con el sector primario en la transformación y comercialización de los proyectos agrarios. Hay suelo en Plhus suficiente para poner en marcha un gran proyecto de transformación. Se debe lograr que se sitúe en esta plataforma un apeadero ferroviario, de manera que Huesca sea una "gran despensa" antes de llegar al Pirineo.

La innovación, asegura Luis Felipe, es fundamental, tanto en productos, como en servicios, distribución, dirección o captación de clientes. Por otro lado, el ayuntamiento tiene que hacer una apuesta por el Campus Universitario de excelencia, ofreciendo posgrados, que sumen la cultura empresarial con la cultura académica.

El alcalde de Huesca cree que es imprescidible que en la ciudad haya solo una oficina de información al empresario. Además, es necesario facilitarle los trámites, acortar los plazos, o eliminar trabas a la hora de poner en marcha un negocio.

A los jóvenes con baja cualificación académica debería facilitárseles la formación en un oficio, en un plan conjunto entre empresarios, sindicatos y administraciones. A los jóvenes altamente cualificados habría que recualificarlos en nuevas tecnologías, incidiendo en la innovación, investigación y desarrollo. En opinión de Felipe, en Walqa debe haber espacio para la formación dual, el aprendizaje y las prácticas.

Huesca, asegura, necesita entrar en un proceso de industrialización, formando parte de las decisiones estratégicas del Gobierno de Aragón y del Gobierno de España, poniendo en valor el corredor Huesca-Zaragoza, que sea el vertebrador de una parte de Aragón.

Luis Felipe considera, además que la financiación sigue siendo un problema. Hay, dice, una gran necesidad de que Huesca ponga sobre la mesa un plan financiero de deslocalización de empresas del centro de la ciudad a Plhus, con periodos de carencia e intereses más bajos, además del apoyo de las administraciones.

Además del Observatorio de la Contratación, el alcalde de Huesca cree que sería necesario poner en marcha el Observatorio del Emprendimiento. Y se pregunta por qué no convertir al empleado público en emprendedor.

Comentarios