Finaliza la campaña de intervención en la Estación de Canfranc

Estación de Canfranc

La Escuela Superior de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de Aragón dependiente del Departamento de Educación, Cultura y Deporte, ha finalizado la segunda campaña de trabajo en el interior del vestíbulo de la Estación internacional de Canfranc.

Estas campañas estivales de restauración que la Escuela organiza con sus alumnos,  pretenden intervenir en monumentos especialmente significativos del Patrimonio aragonés.

En esta edición se ha actuado sobre los lienzos este y oeste con lo que se ha logrado rehabilitar ya un tercio del interior del Vestíbulo.

En el caso de Canfranc se realiza gracias a un acuerdo de colaboración entre la Escuela y la empresa pública Suelo y Vivienda de Aragón, propietaria del inmueble y adscrita al Departamento de Vertebración del Territorio del Gobierno de Aragón.

En esta campaña en la que han participado 10 alumnos de la Escuela se ha conseguido restituir parte de la iconografía original en la que se incluyen algunos de los relieves alegóricos del dios Mercurio que adornaban la estancia. Ésta era una imagen muy significativa en la estación de Canfranc puesto que Mercurio era, según la mitología, el protector de los viajeros y además favorecedor de las relaciones comerciales.

La campaña se ha realizado en tres fases, una primera de toma de muestras y moldes de elementos que se realizó en la Estación, una segunda que tuvo lugar en la sede de la Escuela en Huesca, que incluye la reproducción de diversos elementos decorativos, y una tercera fase donde se colocan las réplicas con el sello y la fecha de realización. En esta última fase también se limpian y restauran los pocos elementos originales de decoración que han permanecido en la Estación.

La decoración del vestíbulo era muy rica y por tanto se trata de una intervención especialmente complicada puesto que  prácticamente no se ha conservado más que un 10 % de los elementos originales. Especialmente complicada ha sido la generación de los relieves escultóricos de Mercurio, para los que se ha tenido que recurrir a fotografías antiguas y a programas informáticos para la realización del prototipo.

Comentarios