Celebración, este lunes, del Día Nacional de la Educación Financiera

El 5 de octubre se celebrará, por vez primera, el Día Nacional de la Educación Financiera. A lo largo de la jornada se celebrarán actos y eventos, organizados por el PEF (Plan de Educación Financiera), promovido por el Banco de España, la Comisión Nacional del Mercado de Valores, Secretaría General del Tesoro, o la Dirección General de Seguros, entre otros. Según la OCDE, la educación financiera es el proceso por el que los inversores y consumidores financieros mejoran su comprensión de los productos, conceptos y riesgos financieros.

Esta organización considera necesaria la información, la enseñanza y el asesoramiento objetivo, para desarrollar las habilidades y confianza precisas para adquirir mayor y mejor conciencia de los riesgos y oportunidades financieras, tomar decisiones informadas y emprender cualquier acción eficaz para mejorar el bienestar financiero.

La Obra Social de Ibercaja, comprometida con esta “causa”, se sumó en 2013 a las Entidades Colaboradoras, y para cubrir esta demanda detectada en amplios sectores de la población, desarrolló uno de sus proyectos prioritarios, el Programa Finanzas Básicas, una propuesta enmarcada en el Plan de Educación Financiera liderado por la Comisión Nacional de Mercado de Valores y el Banco de España. Este programa cuenta con actividades destinadas a escolares, universitarios, talleres de finanzas básicas, o jornadas de información sobre educación financiera.

Otra importante acción es sumarse a los actos conmemorativos del Día Nacional de la Educación Financiera, celebrando una Jornada en el Patio de la Infanta de Zaragoza, en un acto que empezará a las 7 de la tarde, que contará con una mesa redonda titulada “Hablemos de dinero… Hablemos de cultura financiera”. Podrá ser seguido vía streaming desde los Centros de Huesca, Logroño y Zaragoza.

Según Migue Ángel Otín, miembro del Voluntariado de Educación Financiera de Ibercaja, la crisis económica ha resaltado en las relaciones comerciales entre las entidades financieras y buena parte de los consumidores algunas “asimetrías”. La evolución del mercado financiero lleva implícita una oferta de productos y servicios cada vez más compleja. En el ámbito de las economías familiares se ha puesto de manifiesto la necesidad de una mayor educación financiera. La clave para moverse con seguridad en este entorno se basa en la información y en la educación, de ahí la urgente tarea de incrementar la cultura financiera de todos los ciudadanos.

Comentarios