El Canal de Aragón y Cataluña saca a licitación la actualización de la aplicación de la teledetección

Con un presupuesto de 19.280€ más IVA, la Junta de Gobierno de la Comunidad de Regantes del Canal de Aragón y Cataluña saca a licitación la actualización de la base de usuarios y aplicación de la teledetección por satélite en la gestión del agua. Durante 15 días, tras su publicación en el BOPH, se abre el plazo para presentar plicas.

Cabe recordar que las técnicas de teledetección se han demostrado como una herramienta eficaz en la caracterización de diversos aspectos del territorio, tales como ocupaciones del suelo, control de masas forestales, aplicaciones agrarias, etc.

Básicamente, el objetivo fundamental de la teledetección es el de analizar las características de la radiación que abandona la superficie terrestre, y que es captada posteriormente por un sensor situado en un satélite. El análisis de estos datos, permite determinar qué elementos y factores ambientales las han producido. Todo esto se materializa mediante unas imágenes que un satélite (en nuestro caso, LANDSAT 8) capta y envía, para su posterior análisis e interpretación.

Conocida esta técnica, y por iniciativa de la Comunidad General de Regantes del Canal de Aragón y Cataluña, en junio de 2013 se firmaba un convenio entre dicha Comunidad General y el CITA (Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón) que enmarcaban los trabajos relativos a  la monitorización con teledetección de la superficie cultivada y evolución de su desarrollo vegetativo en la zona regable del Canal de Aragón y Cataluña en verano de 2013”. Dichos trabajos se desarrollan desde junio de 2013 hasta diciembre de 2013.

Fruto de ese convenio y esos trabajos desarrollados, la CGRCAC editaba el denominado “Informe de estado de la zona regable del CAYC.

La herramienta es de máxima utilidad para la adecuada gestión de los recursos hídricos. Se convierte en el mecanismo idóneo para conocer las demandas potenciales de riego al caracterizarse los distintos cultivos y su grado de desarrollo. Esa información, complementada con los consumos reales producidos, es necesaria en el proceso de toma de decisiones relativas a dotaciones de riego presentes y futuras.

Comentarios