El Bada Huesca en busca de su primera victoria en Pamplona

bm huesca anaitasuna

Tras dejar atrás los partidos con Logroño y el Barcelona, el Bada Huesca visita este sábado a Anaitasuna, a partir de las 20.30 horas en la pista navarra, con el objetivo de conseguir un buen resultado y a ser posible el primer triunfo de la temporada. Con cuatro jornadas sin ganar y solamente un punto, los de Nolasco figuran en la parte baja de la clasificación, situación circunstancial y que hay que intentar mejorar lo antes posible.

Es otro de los equipos potentes de la ASOBAL que este año incluso juega competición Europea, pero que también ha tenido un calendario complicado que le tiene, junto con los oscenses, en los últimos puestos y con tan solo dos puntos.

Nolasco señalaba que desde que se jugó con el FC Barcelona se ha trabajado bien y duro y que se intenta ‘ser mejor como equipo’. Hay que quedarse con lo positivo de los encuentros anteriores y sobre todo con el del Barça con el que ‘cogimos moral’.

El técnico apuntaba también que sigue el calendario complicado y es que la pista de Pamplona será muy complicada ante un rival que también necesita ganar. Y luego habrá que jugar con el BM Aragón un derbi siempre incierto o con Granollers, otro de los conjuntos punteros.

Hay que ir partido a partido y el primero el de este sábado en el que habrá que ponerlo todo en la pista. Los locales contarán con el apoyo de su afición y durante la semana ya han apuntado la importancia de vencer al Bada Huesca. Los jugadores oscenses saben que empieza la otra liga, la de verdad, y que cualquier partido y cualquier punto es muy importante a partir de ahora.

En el BM Huesca hay algunos jugadores con molestias, como Novelle, si bien se espera que todos estén en condiciones para jugar ante Anaitasuna donde destaca la presencia de Ander Ugarte, ex del BM Huesca, que milita este año en el equipo que dirige Iñaki Pérez y que además cuenta con jugadores con experiencia e importantes como Nadoveza, Chocarro, Goñi, Del Valle, Costoya o el portero Lorger, entre otros.

Comentarios