Toledo será capital española de la gastronomía 2016

El Jurado se decantaba por la ciudad castellano-manchega frente a la candidatura de Huelva y tomará el relevo de Cáceres, actual Capital.

Toledo ostentará el título de Capital Española de la Gastronomía 2016, según ha decidido el Jurado que otorga este galardón. En la recta final, la capital castellano-manchega se imponia sobre Huelva (Andalucía), la otra ciudad finalista. Almería (Andalucía), Gijón (Principado de Asturias) y León (Castilla-León), a pesar del interés manifestado, finalmente no llegaron a formalizar su candidatura.

El Jurado se ha decantado por la oferta toledana porque se basa según ha explicado en una nota “en una creativa combinación entre patrimonio, cultura y gastronomía que atrapa a los visitantes de esta ciudad que en 2016 conmemorará el 30 aniversario de la declaración por UNESCO de Ciudad Patrimonio de la Humanidad y el 400 aniversario de la muerte de Miguel de Cervantes quien durante temporadas residió en Toledo”.

En palabras de la propia alcaldesa Milagros Tolón: “Queremos que Toledo Capital Gastronómica impulse y dé a conocer una cocina moderna que se está reiventando a partir de la tradición, los productos locales y un patrimonio único. Con sensibilidad, armonía y elegancia. Una cocina con la que Toledo se expresa con un lenguaje nuevo, capaz de deslumbrar y enamorar”.

Toledo, con sus más de 3 millones de visitantes, es uno de los destinos turísticos más atractivos de España. La gastronomía y el patrimonio constituyen un combinado perfecto que atrapa al turista. En el dossier de Candidatura se dice: “la cocina tradicional de Toledo puede definirse como gustosa y sugerente, expresiva y luminosa, franca y directa, consistente y nutricia. Un gozoso ensamblaje entre sencillez, la de sus productos, y elevación, el ingenio de sus gentes. Algo similar a lo que ocurre en El Quijote, donde se funde el alma del pueblo llano con una cultura elevada. No podía ser de otra manera, ya que precisamente por la humildad del grueso de su despensa, la cocina toledana exige altas dosis de ingenio y de habilidad para, de esta forma, sacar lo mejor de cada producto y acertar en las armonías gustativas”.

Comentarios