El consistorio defiende su actuación en el proceso de selección de seis Policías Locales en 2005

Policía Local moto Huesca

Todos los grupos municipales en el Ayuntamiento de Huesca apoyan la actuación del consistorio en el caso de seis policías locales que en 2005 aprobaron una oposición. Desde el ayuntamiento se apunta que solo hubo una irregularidad procedimental que se subsanó ya en su día, y que el concejo solo ha sido instado a presentarse en una causa que no tendrá ninguna consecuencia para los funcionarios policiales.

La Junta de Portavoces Municipal rechaza por ello la acusación de irregularidades y deficiencias en el procedimiento que ya están resueltas en los tribunales.

Según un comunicado del consistorio, en el año 2005 el Ayuntamiento de Huesca convocó una oposición para la cobertura de dos plazas de Policía Local, con la previsión expresa de ampliar aquellas plazas que se encontrasen vacantes y presupuestadas antes de la resolución definitiva del tribunal de las oposiciones. Con posterioridad, se decidió ampliar de 2 a 8 el número de plazas que tenían que cubrirse en las pruebas selectivas.

Dos de los aspirantes a las plazas, que no obtuvieron nombramiento como funcionarios, impugnaron el procedimiento selectivo. Los tribunales de Justicia resolvieron que el Ayuntamiento cometió un defecto de forma en su actuación administrativa, por cuanto el Tribunal declaró aprobados 8 opositores antes de que se publicara en el Boletín Oficial de la Provincia de Huesca la aprobación definitiva del aumento del número de plazas de policías a cubrir.

En consecuencia, en cumplimiento de la sentencia del Juzgado Contencioso Administrativo de Huesca, de conformidad con el informe jurídico de un letrado externo, el Ayuntamiento cesó en 2009 a los seis policías locales y dispuso que se constituyera de nuevo el tribunal calificador de las pruebas selectivas.

Meses más tarde, este órgano volvió a reunirse y, comprobando que el defecto procedimental se había subsanado, acordó en aplicación del principio de Conservación de Actos de Derecho Administrativo, considerar válida la declaración de los 8 aspirantes que habían superado los ejercicios.

Finalmente fueron 6 los aspirantes que fueron nombrados funcionarios en la Policía Local de Huesca, ya que otros dos renunciaron por tener otro destino.

En julio y septiembre de 2015, en respuesta a sendos recursos, eran dictadas dos nuevas sentencias por la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Aragón. En ellas se ordena al Juzgado de Contencioso Administrativo de Huesca “reabrir las piezas de ejecución y requerir al Ayuntamiento de Huesca para que en el plazo de dos meses declare nulas todas las actuaciones que eludan el cumplimiento de las sentencias objeto de la ejecución”.

El Juzgado ha remitido al Ayuntamiento el requerimiento con fecha 5 de octubre para la apertura de la pieza separada de ejecución y desde este día comienza el plazo de dos meses en el que el Ayuntamiento va a estudiar a través de los servicios jurídicos la respuesta al requerimiento.

El Ayuntamiento defiende que ha ejecutado el contenido de las dos sentencias, y por ello entiende que no hay actos que declarar nulos. Con el requerimiento recibido, lo único que se hace es reabrir el procedimiento en el Contencioso Administrativo y será la sala número 1 de ese Juzgado la que resuelva sobre la cuestión.

Comentarios