El Plan FIJA alcanza los 3.000 jóvenes contratados en empresas de Aragón

305 contratos para jóvenes efectuados por 155 empresas en Aragón, orientación laboral a 2.036 usuarios y 7.000 empresas informadas. Estos son algunos de los principales resultados obtenidos por el Plan de Formación e Inserción Juvenil (FIJA) en el ejercicio que acaba de cerrar (1 octubre 2014 - 30 septiembre 2015). El programa, especializado en la inserción de menores de 30 años en el mercado laboral autonómico, es fruto del diálogo social entre los agentes sociales autonómicos (CCOO, UGT, CEPYME y CREA) y el Gobierno aragonés y está coordinado por la Confederación de Empresarios de Aragón (CREA).

Desde su puesta en marcha en 1999, el Plan FIJA, financiado a través del INAEM, ha propiciado la contratación de 3.000 jóvenes; de ellos, 2.878 a través del contrato para la formación y el aprendizaje (95,9% del total), 117 a través del contrato en prácticas y 5 del indefinido. Estos contratos han sido efectuados por 1.401 empresas ubicadas en Aragón, principalmente dedicadas a la metalurgia, automoción, mantenimiento, comercio, madera, oficinas, peluquería y hostelería. Las ocupaciones más contratadas en el acumulado histórico son dependientes de comercio, soldador, carpintero metálico, electricista, fontanero y mecánico de automoción.

Analizando el perfil de jóvenes contratados, han sido mayoritariamente varones (59%), predomina el grupo de edad de 20 a 24 años (59%) y aquellos con un nivel de estudios de graduado en ESO o inferior (49,5%). En cuanto a las ocupaciones, la más contratada ha sido la hostelería (camareros, cocineros), seguida de las labores administrativas, peluquería, y mecánica de automoción, incluyendo otras múltiples profesiones y oficios. Peluqueros/esteticistas, administrativos, dependientes de comercio, administrativos, mecánicos y camareros han copado las prórrogas de contratos. En estos momentos, el Plan FIJA está tramitando 44 ofertas de empleo.

El 69,2% de los jóvenes contratados inicialmente a través del FIJA han continuado posteriormente con un contrato más estable en la misma ocupación para la que se han formado, y en la mayoría de los casos en la misma empresa, consolidando su trayectoria laboral y profesional.

La mayoría de contratos formalizados en el último año han sido de formación y aprendizaje (196), seguidos por los contratos en prácticas (103) y los indefinidos (5). Dominan, por tanto, las contrataciones efectuadas en modalidades asociadas a la formación profesional dual, de entre todas las recogidas en el Sistema de Garantía Juvenil. De estos 305 contratos, 224 han supuesto el inicio de una nueva relación laboral, mientras que 81 han sido prórrogas que dan continuidad a contratos formalizados a través del FIJA cuya vigencia había finalizado y a los que empresa y trabajador han querido dar continuidad. La mayoría de los contratos se han formalizado por una vigencia inicial de un año.

A los jóvenes desempleados, el Plan FIJA les proporciona itinerarios personales y tutorizados de formación e inserción laboral, participación y preparación para procesos de selección, así como acogida en el sistema de formación profesional dual y apoyo en la inscripción del Sistema Nacional de Garantía Juvenil. En el caso de las empresas, la labor del FIJA incluye asesoramiento sobre las necesidades y las fórmulas de contratación especialmente dirigidas al colectivo juvenil, reclutamiento y preselección de candidatos, apoyo y seguimiento de la contratación.

El FIJA ha asesorado y trabajado con 13.126 jóvenes a lo largo de estos años, siempre especialmente dedicado a la promoción del empleo juvenil a través de modalidades de contratación de formación profesional dual. Las empresas informadas por el Plan superan las 11.000.

Comentarios