Ecologistas presenta un recurso contra la autorización de la Planta de Biomasa de Monzón

Ecologistas en Acción considera que la Declaración de Impacto Ambiental compatible de la Planta de Incineración de Biomasa decretada por el  INAGA va en contra de la salud de los ciudadanos de Monzón y otras localidades cercanas.

Según considera la asociación ecologista, esto se debería “sobre todo a la emisión constante de partículas procedente de dicha planta de incineración, que estaría ubicada a tan solo 600 metros de las viviendas, en una ciudad donde con frecuencia se superan los límites legales  de partículas en suspensión en el aire, como demostraron los datos obtenidos por la estación móvil de calidad del aire que se instaló en Monzón durante los años 2011-12 y que se resumieron en un estudio científico financiado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente”.

Por otro lado -añaden-, “la quema de biomasa generaría compuestos muy tóxicos como los benzopirenos, tristemente famosos por la crisis alimentaria del aceite de orujo de oliva en 2001. Dichos compuestos están clasificados por la IARC (Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer) dentro del grupo 1, cancerígeno para humanos, y serían emitidos al aire mediante  una chimenea de 60 m de altura que dispersaría los contaminantes por una amplia zona”.

Ecologistas en Acción lleva años intentando que el Gobierno de Aragón aporte datos sobre los casos de asma, bronquitis, cánceres, alergias y otras enfermedades obstructivas crónicas y enfermedades cardiovasculares, para la realización de un estudio epidemiológico con el fin de confirmar la “vox populi” que circula entorno a la gran cantidad de casos de estas enfermedades en Monzón. La declaración de impacto ambiental (D.I.A.) compatible no va sino en la dirección de incrementar estas patologías que ya han sido relacionadas de manera directa y exponencial con la exposición a partículas en el aire, tóxicos ambientales y otros gases como los NOx también encontrados en este proyecto.

Esta asociación considera que en los estudios de emisión de contaminantes  se han obviado muchos factores meteorológicos y no ha existido un estudio de dispersión atmosférico suficiente. Es por ello que ha recurrido la D.I.A. y continuará oponiéndose firmemente a este proyecto, reclamando  la aplicación directa de los derechos rectores básicos del medio ambiente: el principio de prevención ante  la posibilidad de un daño.

Comentarios