Se avanza en el proyecto de concentración en Aragón de organizaciones empresariales

La Confederación de Empresarios de Aragón y la CEOE de Zaragoza están a punto de completar un proyecto de fusión, con el que se espera ganar en funcionalidad y en economía de recursos. El viernes se celebrará Comité Ejecutivo de CREA, donde se podría dar el visto bueno a este asunto, para su aprobación posterior en asamblea. La nueva estructura pasaría a llamarse CEOE Aragón. El Comité Ejecutivo de CEOS-Cepyme Huesca aprobaba por unanimidad, este jueves, el documento base para los acuerdos de convergencia de organizaciones empresariales de Aragón.

Este acuerdo ha llevado unas negociaciones largas y complejas, técnicamente. Desde la patronal oscense se ha trabajado en un doble objetivo: que no se pierda posición actual y capacidad de decisión, y por otro lado, que la situación final no suponga una amenaza futura para el poder de decisión, de autonomía y de defensa de los intereses de la organización altoaragonesa.

Carlos Bistuer, presidente de CEOS-Cepyme Huesca aseguraba que la autonomía de Huesca no corre peligro, puesto que la defensa de los intereses provinciales es una cuestión que se solventa precisamente en el ámbito provincial. Además, recuerda que las organizaciones empresariales de Huesca y Teruel mantienen su estructura organizativa, jurídica y económica independientes, pero con la posibilidad de unirse a este proceso cuando consideren oportuno.

El proceso para la creación de esta estructura única de representación empresarial pasa por el mantenimiento en el cargo del oscense Fernando Callizo, actual presidente de CREA, durante al menos 3 años más, al contar con el apoyo y la confianza de todas las partes.

Con esta fusión, por la que CEOE Zaragoza se integra en CREA, se mejorará en la estructura funcional, de personal, gastos e incluso inmobiliaria, ganando además en eficacia, puesto que el edificio de CREA en la Avenida de Ranillas acogerá a los empresarios zaragozanos.

Comentarios