El colectivo de la Salud Mental proclama la necesidad de empatía y comprensión

ASAPME

Detección precoz, continuidad en los tratamientos y apoyo a la autonomía. Estas son algunas de las reivindicaciones que cada año reclaman los colectivos vinculados a la Salud Mental, que este 10 de octubre celebra su Día Mundial. Lo hace bajo el lema “Ponte en mi lugar. Conecta conmigo”, y es que el estigma es la gran barrera con la que llevan luchando años.

El bienestar mental es un problema de salud pública. Tiene muchas facetas, desde los trastornos comunes a los más graves. Atención a la Salud Mental en la provincia

En Huesca, el hospital San Jorge contaba en el año 2011 con 21 plazas para pacientes agudos, en el psiquiátrico hay 107 plazas para pacientes crónicos y psicogeriátricos y 15 en el hospital de día, que se encuentra en el hospital Provincial. Por otro lado, casi 25.000 personas acuden a las consultas de toda la provincia por alguna cuestión de salud mental. Trastornos crónicos como esquizofrenia o trastorno bipolar o problemas pasajeros, como ansiedad, depresión o fobias.

En nuestro entorno, quienes necesitan de estas atenciones especializadas también cuentan con actividades diversas para su formación y tiempo libre. En la provincia, una de las entidades que trabajan es la Asociación Oscense Pro Salud Mental. Asapme tiene centros de trabajo en Monzón. Huesca y Jaca, donde hay espacios de rehabilitación psicosocial, ocio y tiempo libre, acompañamiento o intervención social y familiar, pero todavía quedan algunas reivindicaciones como conseguir alojamientos dignos para aquellas personas con enfermedad mental que deseen emanciparse, así como pisos supervisados para las personas que requieran supervisión de cuidados.

Situación mundial

La situación de la Salud Mental ha avanzado mucho. En 1984 se produjo una reforma psiquiátrica que revolucionó todo el sistema sanitario en el apartado de la salud mental. La aparición de los nuevos antisicóticos abrían la puerta para que gran parte de estos enfermos pudiesen vivir en sus casas con sus familias, pero estas familias se quedaron desbordadas con un problema sin los medios suficientes para abordarlo. Las familias aragonesas que estaban en esta situación decidieron fundar una asociación que paliase, en la medida de lo posible, sus problemas y que sirviese para formar una única voz que reivindicase los derechos de este colectivo que estaba muy desprotegido.

En España el 9% de la población padece al menos un trastorno mental en la actualidad y algo más del 15% lo padecerá a lo largo de su vida, excluyendo los trastornos causados por el uso indebido de sustancias. Son cifras pertenecientes a una enfermedad que es común en todos los países del mundo que ocasiona un gran sufrimiento, dificultan la capacidad de aprendizaje de los niños e interfieren significativamente en la vida de las personas que la padecen. Los trastornos mentales, en conjunto, constituyen la causa más frecuente de carga de enfermedad en Europa, por delante de las enfermedades cardiovasculares y del cáncer, con lo que se puede afirmar que sin salud mental no hay salud.

Comentarios