Ángel Noguero, Juan Ignacio Cardona y Pedro Escartín toman posesión de sus cargos en la diócesis de Barbastro-Monzón

Este martes ha entrado en vigor el nuevo organigrama diseñado por el obispo de la diócesis, Ángel Pérez, en un acto religioso que ha tenido lugar en la sede del obispado. El nuevo Vicario General es Ángel Noguero que sustituye en el cargo a Pedro Escartín que a partir de ahora desarrollará la función de Canciller-Secretario General del Obispado. Esta es una de las modificaciones más destacadas junto con el nombramiento de Juan-Ignacio Cardona como Vicario Episcopal de Pastoral y Párroco de Graús.

El prelado Ángel Pérez también ha dado a conocer los siguientes nombramientos: José Antonio Castán, párroco de Santa María del Romeral de Monzón; Román Imerio, vicario parroquial de Santa María del Romeral de Monzón; Juan Ignacio Cardona, párroco de San Miguel Arcángel de Graus y José Dalmiro, párroco de Santa María de Benasque.

Ángel Pérez también ha modificado varios artículos de los Estatutos del Consejo Presbiteral y del Consejo Diocesano de Pastoral con el fin de incluir en los mismos a Pedro Escartín que ejercerá la función de secretario en ambos organismos.

El Consejo Presbiteral de la Diócesis de Barbastro-Monzón queda formado por los siguientes miembros natos: Ángel Noguero, Vicario General, Juan Ignacio Cardona, Vicario Episcopal de Pastoral, José Mª Huerva, presidente del Cabildo Catedral, Luis Jaime Clusa, delegado diocesano para el clero y vida consagrada y Pedro Escartín, Canciller-Secretario General del Obispado. Miembros electivos: Antonio Vera (arciprestazgo del Bajo Cinca), José Luis Pueyo (arciprestazgos del Cinca Medio y la Litera), Rafael Duarte (arciprestazgo de Ribargoza), Francisco Camón (arciprestazgo de Sobrarbe), Antonio Mozás (arciprestazgo de Somontano), y Carlos Latorre y Santiago Villa, elegidos por el estamento de religiosos y sacerdotes no incardinados. Miembros elegidos por el Obispo diocesano: José Antonio Castán y Antonio Plaza.

Comentarios