El presidente de Aragón asegura que potenciará la innovación en el sector agrario

El Presidente de Aragón, Javier Lambán, clausuraba la 17ª Jornada Informativa de la Comunidad de Riegos del Altoaragón sobre modernización de regadíos. Para tranquilidad de los regantes, se comprometía a continuar la política hidráulica del último Ejecutivo socialista de Iglesias, tratando de impulsar obras como el recrecimiento de Yesa, Monegros II o Mularroya. Lambán recordaba que el sector agroalimentario es uno de los que más futuro tendrá en la economía aragonesa, donde habrá que materializar las prioridades para lograr el crecimiento económico y la generación de empleo y cree que la modernización de regadíos es fundamental para este objetivo.

El máximo responsable autonómico escuchaba las demandas de los regantes que consideran “indispensable” llevar a cabo las obras de regulación para poder regar y hacer rentable el esfuerzo inversor en modernización de regadíos. Tras advertirles de que habrá que buscar fórmulas “imaginativas” para que las disponibilidades presupuestarias del Gobierno de Aragón sean los más extensivas posibles, aseguraba que solo tiene sentido modernizar los regadíos si se van a poner al servicio de grandes proyectos. Es fundamental, insiste, que cada día más la innovación forme parte de este sector y avanzaba los esfuerzos del Ejecutivo por poner en marcha iniciativas como el Instituto Agroalimentario de Aragón (IA2), que visitará oficialmente, con la pretensión de fijar el operativo de investigación agroalimentaria más importante de España.

Lambán instaba a regantes y agricultores a acudir a los institutos tecnológicos para vincular la actividad productiva agraria con la logística. En este sentido, ha citado la importancia de potenciar Mercazaragoza como gran plataforma y otras medidas para exportar productos a través de las terminales marítimas de Bilbao o Barcelona como incorporar vagones congeladores.

A su juicio, el reto del sector agrario es “grandioso” y considera fundamental la participación de los regantes en este proyecto común de hacer de la agroalimentación un sector puntero.

Según los regantes, quedan 30.000 hectáreas por modernizar y otros 27.000 ya están aprobadas pero consideran imprescindible retomar el ritmo de modernización de regadíos que quedó paralizado en la anterior legislatura.

Lambán también hacía un llamamiento a los profesionales del sector primario para evitar enfrentamientos con los ecologistas y trabajar en acercarse más a los consumidores, a la gente de las ciudades y hacerles ver que los agricultores son quienes mantienen el medio rural y no despilfarran los recursos naturales. Asegura que deben ser capaces de trasladar su realidad a los consumidores finales de sus productos, porque seguro que lo valorarán.

Comentarios