Reformas en la Subdelegación del Gobierno para optimizar gastos y hacerla totalmente accesible

Se han inaugurado las nuevas instalaciones habilitadas en el edificio de la Subdelegacion de Gobierno en Huesca, ubicado en la plaza de Cervantes. Se han reformado tres viviendas, que se encontraban en la tercera planta, y otras zonas de la planta baja, que se han destinado a oficinas. El ahorro, con la reducción del gasto en alquileres, la optimización de espacios, la concentración de servicios de la administración del Estado, la mejora de la eficiencia energética o conseguir una total accesibilidad para las personas discapacitadas han sido los principales objetivos de esta obra.

En total, se ha actuado en 1.274 metros cuadrados de superficie. De ellos, 808 m2 en la 3ª planta y 466 m2 en la planta baja. Las obras, cuyo coste ha ascendido a unos 900.000 euros, se han realizado en algo menos de un año, y se ha reciclado todo el mobiliario de la propia Subdelegación o de las oficinas del INE. Para lograr la plena accesibilidad, se ha contado con la colaboración de entidades como CADIS o la ONCE.

Las obras responden al esfuerzo del Estado por fortalecer la visión que el ciudadano tiene de la administración periférica.

Tan sólo la Oficina de Extranjería estaba pagando 140.000 euros de alquiler al año. Con ese y otros ahorros que se van a conseguir, la obra realizada se habrá amortizado en 5 años.

En la planta baja se ha ubicado la oficina de atención al público, el registro y la oficina de extranjería. En la tercera planta, donde hubo en su día tres viviendas, se han ubicado otros servicios todavía dependientes del Estado como prevención, personal, sanidad, agricultura, industria y fomento. En esta obra, se ha prestado especial atención a la atención a la discapacidad, cumpliendo el Plan de Accesibilidad total del Gobierno.

Comentarios