Construcción de una planta potabilizadora en el Polígono Valle del Cinca en Barbastro

El Ayuntamiento de la ciudad del Vero ha comenzado la construcción de una planta de tratamiento de agua potable en el polígono industrial Valle del Cinca, dirigida a mejorar la calidad del agua para el consumo humano suministrada a las parcelas de esta zona industrial. El presupuesto de esta obra asciende a 194.519 euros y está previsto que la ejecución termine a final de noviembre.

La construcción de esta planta de tratamiento, cuya superficie es de 1.000 metros cuadrados, se realiza con una capacidad “mucho mayor” de las necesidades existentes en este momento. El consumo actual es de 32,75 metros cúbicos por hora, y se diseña para suministrar 50 metros cúbicos por hora en previsión de posibles ampliaciones con nuevas empresas.

partiendo de un consumo anual de agua de 138.333 metros cúbicos por parte de las parcelas implicadas en el tratamiento, lo que supone 32,75 metros cúbicos por hora. Con este caudal, se ha previsto un diseño de planta de 50 metros cúbicos por hora en previsión de posibles ampliaciones con la instalación de nuevas empresas.

La captación de agua se realiza desde los depósitos de abastecimiento de agua del polígono, que se llenan de la acequia de Selgua, con agua de excelente calidad para el consumo humano. Siguiendo la normativa, dicha agua, al ser calificada con calidad A1, requiere una filtración rápida y la desinfección por cloración.

En esta planta se instalarán las canalizaciones de servicio a la planta de tratamiento: una red de desagüe para la limpieza de filtros y vaciado del depósito de acumulación, cuya capacidad será de capacidad de 65 metros cúbicos; una entrada de agua a los filtros desde las instalaciones actuales; y dos salidas de agua tratada, una hasta el depósito de acumulación y otra hasta la conexión con la red actual de servicio al polígono.

Para albergar dichas instalaciones de filtrado y cloración, que estarán valladas, se está construyendo un edificio de hormigón de siete metros de ancho, trece de largo y una altura de cinco metros. El equipamiento de la estación consiste en un conjunto de filtrado de arena a presión vertical compuesto de cuatro filtros.

Para la desinfección del agua se instalará un equipo de dosificación de hipoclorito, compuesto por una bomba dosificadora proporcional al caudal y otra de corrección. Para la correcta dosificación del cloro se instalará un caudalímetro electromagnético para agua filtrada y regulación de la dosificadora de cloro, colocado en la tubería de abastecimiento de agua.

Finalizan las mejoras hidráulicas en la calle Calvario y la acequia Molinar

Por otro lado, el Alcalde de Barbastro ha explicado que esta semana finalizan las obras del proyecto de incorporación de aguas limpias a una nueva red de saneamiento en la calle Calvario, que contempla actuaciones tanto en el parque de dicha vía como en la acequia Molinar y en la fuente de la República. El presupuesto de esta obra asciende a 55.990 euros.

La primera de las actuaciones ha supuesto el revestido de la acequia de la calle Calvario con una cuneta en hormigón desde el estanque del parque, con el fin de solucionar las filtraciones actuales, y la construcción de una nueva red de saneamiento de aguas limpias que discurre por la calle Calvario hasta el cruce con la calle Los Cubos.

Debido a que el agua limpia de esta vía tiene que discurrir por la acequia del Molinar, se ha aprovechado para iluminar y acondicionar el basal del edificio de El Moliné, creando una lámina de agua permanente hasta la altura de la compuerta y colocando focos sumergibles en la parte inferior del estanque. También se ha limpiado el último tramo de la acequia Molinar, que discurre en paralelo al aparcamiento de la Huerta de Maza, y se ha construido una de hormigón por la que mandar el agua desde el antiguo molino, como sucedía en el pasado.

Este proyecto incluye la mejora de la fuente de la República con el fin de evitar que se inunde la antigua fuente y pueda ser visitada. Las obras han consistido en la colocación de una tubería de pvc que conecta la base de la fuente con la salida al río, una vez pasado el aliviadero existente. Se ha repuesto la zanja con hormigón y se ha acondicionado la base de piedra de la fuente para dejarla como estaba originalmente. También se han protegido los cuadros de electricidad de la instalación con cerrajería para evitar la accesibilidad a los mismos.

Comentarios