El Reto Pelayo, protagonista en "La Ventana" de Francino de este viernes

MARÍA BARRABÉ

Este viernes, “La Ventana” de Carles Francino, el programa nacional que se emite cada tarde en la Cadena Ser, estará dedicado en su inicio al Reto Pelayo Vida, la expedición hacia el Kilimanjaro en la que participaron cinco mujeres tras superar un cáncer de mama.

La binacetense María Barrabés, una de las expedicionarias, será entrevistada desde el estudio de Radio Monzón, mientras que el resto de sus compañeras, lo harán desde las emisoras más cercanas a sus lugares de residencia. Carmen González-Meneses es valenciana, Eva García Romo madrileña, Rosa Fernández asturiana y Araceli Oubiña, gallega.

Durante la primera hora de programa, de 16h a 17h, estas cinco mujeres responderán a las preguntas de Francino y narrarán cómo fue este desafío. Cuatro días después de culminar el Reto Pelayo, la binacetense pasó por los micrófonos de Radio Monzón.

Según contó en aquella ocasión la binacetense, los doce días durante los que se prolongó la expedición dieron para mucho: hubo momentos de risa, pero también momentos muy duros, principalmente durante la ascensión. Episodios de debilidad que lograban superar apoyándose las unas en las otras. Según indicaba María, se emocionaron muchísimo, especialmente, cuando compartían sus experiencias personales.

Para María, lo más complicado fue el día que ascendieron a la cima. La jornada comenzaba a las doce de la noche, y a pesar de la belleza del paisaje, iluminado por una potente luna llena, a partir de los 5000 metros empezaron a notar las dificultades que implica estar a tanta altura, sufriendo náuseas y dolores de cabeza, y enfrentándose a un terreno excesivamente rocoso. Sin embargo, recuerda emocionada el momento en que llegaron a la antecima, denominada “Stela Point”, donde las cinco se fundieron en un gran abrazo.

El Reto Pelayo Vida estaba integrado por cinco mujeres. Aunque cada una tiene su carácter y forma de ser, se han compenetrado muy bien, y "donde no llegaba la una llegaba la otra". Tal y como explicaba la binacetense, las cinco se han convertido en una sola voz; un solo mensaje. Aunque todas ellas tienen en común haber vencido un cáncer de mama, cada una tiene su particular historia detrás. En el caso de María, le diagnosticaron el cáncer cuando estaba embarazada de su tercer hijo y decidió luchar. Hoy, su hijo Jesús es un niño sanísimo que se ha convertido en la felicidad de toda la familia.

Comentarios