Escolares visitaban el Ayuntamiento de Huesca

escolares iñigo aramendi

Durante esta semana, el concejal de Cambiar Huesca responsable del área de Servicios Sociales, Íñigo Aramendi, se ha convertido en un improvisado cicerone para los alumnos y alumnas de segundo de primaria del Colegio Público Pío XII de Huesca, quienes están estudiando diferentes aspectos sobre la ciudad. Uno de los alumnos de este curso es sobrino del concejal y le pidió si podía asistir a clase a explicar qué es el Ayuntamiento y para qué sirve y Aramendi, que conoce muy de cerca el centro y su funcionamiento, aceptó gustosamente.

El pasado martes, Íñigo Aramendi acudió a la clase del Pío XII y allí los alumnos y alumnas le realizaron una serie de preguntas que habían preparado en clase. El concejal se sorprendió de la calidad de las cuestiones que le plantearon los pequeños, ya que “son preguntas de calado, desde qué es el empadronamiento hasta por qué hay que pagar el agua o cómo un partido político elige a quién va a ser alcalde”.

La curiosidad de los zagales y zagalas y la voluntad didáctica de un profesorado muy implicado en su trabajo hicieron el resto. El jueves este grupo de alumnos y alumnas del Pío XII visitó el Ayuntamiento de Huesca guiados por Aramendi, quien les mostró diferentes dependencias municipales. Visitaron la Sala de Comisiones, donde se les explicó lo que son los grupos de trabajo donde se van trabajando las propuestas de los diferentes partidos políticos, el Torreón, que es donde está situado el espacio La ciudad de las niñas y los niños, que es donde también está el proyecto del Parque del Encuentro, un proyecto que fue bautizado así por los propios alumnos y alumnas del Pío XII, y finalmente visitaron el Salón de Plenos, donde se realizó un debate político entre los de 2ºA y 2ºB para ver en qué aula se colgaba un plano de la ciudad de Huesca que Aramendi entregó a los jóvenes visitantes para que puedan seguir estudiando la ciudad durante el curso. Los pequeños se divirtieron probando el sistema de micrófonos del Salón de Plenos, haciendo un simulacro de sesión y realizando una votación.

Durante su visita al Ayuntamiento, los jóvenes estudiantes se iban encontrando por los pasillos con concejales y concejalas de las distintas formaciones políticas que conforman el actual consistorio y, ya en el Salón de Plenos, conocieron al alcalde, Luis Felipe, quien les explicó que cualquiera de ellos podría ser, de mayor, alcalde o alcaldesa de Huesca si se lo proponían.

Aramendi estaba satisfecho de la actividad porque “es una forma de dar a conocer algo que a veces es lejano, como es la institución del Ayuntamiento. Ellos tienen una gran capacidad de participación y tienen propuestas, tienen ideas, levantan la mano, preguntan… Es una forma de ir haciendo real la participación ciudadana. Es una maravilla ir con los críos y las crías y ver su capacidad de análisis, la participación, la desvergüenza, la creatividad, la claridad de ideas… y uno se reconcilia con las posibilidades de participación más adelante, en el mundo adulto”.

La experiencia ha resultado tan positiva y gratificante que, tanto Íñigo Aramendi como Luis Arduña, concejal responsable de Procesos de Remunicipalización, ambos de Cambiar Huesca, se plantean la posibilidad de que sea una actividad programada periódicamente y abierta a que cualquier centro educativo pueda realizarla.

Comentarios