Errores arbitrales condenan al empate al Huesca con la Ponferradina (1-1)

sd huesca ponferradina

La SD Huesca sigue sin ganar en casa, empataba 1-1 con la Ponferradina, con un gol de Mainz en el minuto 21, e igualaba Antón, con un gol directo de córner en el 83. No era saque de esquina, y además el gol llegaba tras un empujón de Pablo Infante a Leo Franco. Mala actuación arbitral, de un Huesca al que le faltó definir las contras que tuvo, y que se encerró en exceso atrás en los minutos finales. También se pidió un penalti a Machis todavía con ventaja oscense en el marcador, por lo que el árbitro fue el triste protagonista del empate.

Ha encontrado su once titular Tevenet, y volvió a confiar en el bloque que ganaba hace una semana al Alcorcón, con un único cambio, entraba Mainz, y se caía Moya arriba. Además ocho de los jugadores estaban en la plantilla del ascenso. Se conocen, y cada vez juegan mejor juntos.

Pero el inicio del partido no fue fácil. El balón era para los del Bierzo, en un partido que no levantaba pasiones en general. Yuri en el 11 fallaba un mano a mano, que paraba un salvador Leo Franco. El Huesca empezó a mejorar, y en un saque de esquina en corto, que vino precedido de un error defensivo de un jugador de la Ponfe que se tiró simulando falta, y perdió el balón, llegaba el gol de Mainz en un buen remate de cabeza.

En el 30 Tyronne hacía una jugada de dibujos animados, con dos regates tipo fútbol sala pisando el balón, pero con su pierna “mala”, chutaba fuera. En el 40 primer contratiempo, lesión muscular de Aythami en el abductor, que se tenía que marchar, y entraba Óscar a jugar contra sus ex compañeros. Descanso y buenas sensaciones en los oscenses.

Entraba Pablo Infante en la Ponferradina en la segunda parte, y fue de los más destacados. Los dos equipos buscaban la portería rival, Yuri estaba lento en una contra, y Machis empezaba a sacar su velocidad a relucir. Tyronne a la contra estaba a punto de sentenciar. En una contra del venezolano Machis, era derribado claramente por el defensa visitante, pero el árbitro no señalaba nada. El despropósito, en una mala tarde, lo completó el trencilla, el mismo que pitó el Huracán-Huesca en la fase de ascenso, en el minuto 83. Córner que no es. Saca la Ponfe. Pablo Infante empuja a Leo Franco con ambas manos, y Antón logra el gol olímpico. A pesar de las protestas el gol subió al marcador. El Huesca, bien es cierto, que llevaba varios minutos atrincherado atrás, y no encontraba su mejor juego, ni con la entrada de Bambock ni Samu.

En el 88, contra de Machis, una vez más, que provoca falta y la segunda amarilla a Seoane. El Huesca buscó el gol de la victoria, pero ya no hubo tiempo. Próximo sábado Athletic B-SD Huesca, viejo rival del año pasado en segunda B, ahora con San Mamés como escenario. Sigue el Huesca sin ganar en casa, pero suma once puntos, y está fuera del descenso.

Comentarios