El mercado de vehículos usados en Aragón subió un 11,1% hasta septiembre, un 8,5% en la provincia de Huesca

Las ventas de vehículos de ocasión en Aragón ascendieron hasta el pasado mes de septiembre a 35.970 unidades en la comunidad autónoma, según datos de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (GANVAM). Esto supone un incremento del 11,1%. En España, el mercado de vehículos de ocasión creció un 11,6% hasta algo más de 1,3 millones de unidades. En la provincia de Huesca se vendieron 7.472 unidades, lo que supone un 8,5% más.

Los datos de Ganvam muestran cómo, por cada vehículo nuevo, se venden 1,7 de ocasión, frente a los 1,8 del mismo periodo del año anterior. La asociación atribuye ese teórico descenso al ritmo de matriculaciones, que acumulan ya nueve trimestres de subidas consecutivas, impulsadas por la continuidad del PIVE.

Este programa de incentivos a la compra está actuando, no sólo como revulsivo en el mercado de nuevos, sino como trampolín para mejorar cualitativamente el de usados, a pesar de que éstos están excluidos de las ayudas. Así, el plan PIVE ha contribuido a un cambio de tendencia, propiciando que los seminuevos tiren con fuerza del mercado de Vehículos de ocasión hasta septiembre, con una subida del 21,7%. De esta forma, prácticamente duplican en ritmo de crecimiento a los de mayor antigüedad, aunque éstos todavía siguen concentrando más de la mitad de las operaciones.

En un análisis por provincias, Zaragoza fue la que mayor incremento registró en sus ventas hasta septiembre, con una subida del 11,9%. Le siguieron Teruel, con un 11,1% y Huesca con 7.472 vehículos vendidos, un 8,5%. Todas las comunidades autónomas registraron incrementos en sus ventas de usados hasta septiembre, siendo Baleares, con un aumento del 26,2%, la que experimentó el mayor incremento. Le siguen Andalucía, Madrid, Cantabria, la Comunidad Valenciana, Murcia o Asturias. El menor crecimiento estuvo representado por el País Vasco, con un 4,6%.

Según el presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, el PIVE está teniendo un doble efecto en el mercado de ocasión: por un lado, está contribuyendo a retirar de la circulación buena parte de la oferta de coches de más de diez años, que hasta hace bien poco eran el motor de crecimiento del mercado de vehículos de ocasión y, por otra, a rebajar el precio de los seminuevos para seguir conservando su atractivo frente al nuevo, que parte con una ayuda de al menos 1.500 euros.

Fijándose en la naturaleza del comprador, el mercado de Vehículos de Ocasión gana cada vez más adeptos entre las empresas, como solución para renovar las flotas a un precio más asequible. De hecho, las compras en este canal crecieron un 23,4% en los nueve primeros meses del año, lo que supone más del doble que en el particular, representando ya casi el 13% del mercado total.

Comentarios