La historia que nunca olvidarán Leticia, Eneko y Juan Carlos

Hace tres años Leticia dormía con su marido, Alberto, y el pequeño Eneko, en su cunita, al lado. Eneko había nacido hacía 18 días y era, como todos los bebés, la alegría de la casa. Nada hacía presagiar que iba a ser una noche que la familia no olvidaría.

A la una de la mañana Eneko emitió un sonido de esos que denotan problemas, y vaya si era un problema. Al parecer, había absorbido parte de su propio vómito, quedándose en shock. Leticia salió al rellano presa del pánico y una vecina, profesional sanitaria, aunque lo intentó, no pudo reanimar al pequeño.

Lo siguiente fue llamar al 112, y los servicios de emergencia comenzaron a actuar. Una patrulla de Policía Nacional, compuesta por Juan Carlos y Zaida, se apostó en la puerta del domicilio a la espera de que llegara la ambulancia. Alberto y Leticia salieron a la calle con el pequeño en brazos y con un semblante que hacía presagiar lo peor.

Fue entonces cuando los dos policías decidieron saltarse el protocolo, no esperar a la ambulancia, y montar a los padres con Eneko en el coche policial, volando literalmente hasta el hospital San Jorge.

Cuando llegaron al centro hospitalario, todo estaba preparado. En unos minutos, tras la oportuna intervención médica, Eneko volvió literalmente a la vida.

Es inevitable que a Leticia se le salten las lágrimas aún hoy cuando recuerda ese día, pero es que a Juan Carlos le pasa lo mismo. Dice que es lo mejor que ha hecho como Policía, y cuenta que él se integró en el cuerpo para ayudar a las personas, como hizo con Eneko, Leticia y Alberto.

Radio Huesca ha logrado reunir a los protagonistas de esta historia. Juan Carlos, Leticia y Eneko en el programa Hoy por Hoy. Una historia, que bien vale un programa, una sonrisa…y hasta una vida.

Comentarios