Soro recoge las reivindicaciones de infraestructuras y de turismo en la comarca de Sobrarbe

Soro Ainsa

El consejero de Vertebración Territorial, Movilidad y Turismo del Gobierno de Aragón, José Luis Soro, mantenía reuniones con instituciones y entidades de la comarca de Sobrarbe para conocer los proyectos necesarios para esta zona. Sobre la mesa estaba la premisa de las dificultades económicas que impedirán llevar a cabo grandes inversiones, pero Soro apostaba “por actuaciones con carácter de urgencia que resuelvan provisionalmente las necesidades”.

Dos infraestructuras básicas reclamaban la mayor parte de la atención. Por un lado, la N-260 en el tramo Balupor- Fiscal, el llamado eje pirenaico. Se trata de una carretera competencia del Estado, pero el Gobierno de Aragón, según entiende el consejero, “debe ser el principal portavoz para reivindicar mayor inversión al Gobierno Central”. Se solicitará al Ministerio de Fomento ejecutarlo en dos fases para agilizar al máximo la tramitación de los proyectos.

Era una de las principales reivindicaciones que salían a la palestra durante la reunión. Pero también otras cuestiones básicas en materia de infraestructuras. La mejora del acceso al valle de Chistau como un reto inmediato y, por tanto, la mejora del paso en los túneles de Plan. En este sentido, hay que realizar una actuación urgente “aunque no sea la definitiva para facilitar de forma provisional el acceso de camiones y autobuses”.

Otro de los ejes de la reunión era el turismo. El consejero Soro destaca que Sobrarbe tiene una amplia oferta de turismo de calidad, que es uno de los ámbitos en los que se quiere incidir desde el Gobierno de Aragón”. No obstante, es la zona del Pirineo aragonés que no tiene estaciones de esquí. Por ello, se reivindicaba que el Ejecutivo Autonómico apoye una promoción de este territorio como zona de alojamiento de esquiadores en las estaciones francesas de Piau y Saint Lary y para turistas a lo largo de todo el año. Es un “reto”, advierte Soro, porque además de la promoción habría que garantizar que “el túnel de Bielsa- Aragnouet sea una alternativa de paso viable”.

Soro recordaba que “para 2016 tenemos las obras ya comprometidas de presupuestos anteriores pero es el momento de sentar las bases y tomar decisiones para empezar a priorizar en el momento en el que se tenga disponibilidad presupuestaria”.

Tras la reunión con los representantes institucionales se mantenía una reunión con representantes de las asociaciones empresariales turísticas de Sobrarbe, de Turismo Verde y de la asociación Zona Zero.

Comentarios