Compromiso del Gobierno de Aragón por la atención sanitaria en Cataluña

reunión sanidad cataluña fraga

El Gobierno de Aragón, al igual que hizo el catalán la pasada semana, se compromete a que los vecinos de la zona oriental de la provincia de Huesca, en zonas limítrofes con Cataluña, sigan siendo atendidos en hospitales catalanes. Es el compromiso que el consejero de sanidad aragonés, Sebastián Celaya, ha transmitido este lunes en Fraga a los representantes de las comarcas orientales.

Audio sin título

La preocupación en las poblaciones limítrofes con Cataluña está en que desde el Gobierno Central dejaba sin dotación para los Presupuestos Generales del Estado de 2016 del llamado Fondo de Cohesión, con el que se pagaban estas atenciones.

En su reunión con los presidentes de las comarcas del Bajo Cinca, Evaristo Cabistañ, la Litera, Josep Anton Chauvell, y Ribagorza, Lourdes Pena; además de con el alcalde fragatino, Miguel Luis Lapeña, y el senador autonómico José María Becana, Celaya ha transmitido su compromiso de mantener una atención sanitaria de calidad en la zona del Aragón Oriental, lo cual conlleva continuar con los criterios de accesibilidad y cercanía a la hora de que los ciudadanos reciban atención médica, concretamente en el Hospital Arnau Villanova de Lérida.

"Quiero transmitir que no va a haber ningún problema, que los ciudadanos van a seguir siendo asistidos en los centros que decidan y que cualquier problema que hubiera será solventado en las comisiones de seguimiento del convenio con Cataluña", ha indicado el titular del departamento tras el encuentro.

La desaparición en los presupuestos generales del Estado para 2016 del Fondo de Cohesión Sanitaria lleva consigo buscar una nueva fórmula para hacer frente al pago de las atenciones que cada Comunidad Autónoma presta a ciudadanos que no sean de su propio territorio.

Existe un proyecto de Real Decreto en este sentido, que plantea que cada Comunidad presentará un balance de atenciones y obtendrá un saldo a abonar o a recibir. Después, la liquidación se realizará a través del dinero que cada una recibe del Instituto Nacional de la Seguridad Social. En el caso de Aragón, y con datos de 2014, el saldo sería en torno a seis millones a abonar.

En todo caso, Celaya ha destacado que la cuestión de la financiación “no va a afectar a la atención que se presta a los ciudadanos, la cual está garantizada”. Y ha añadido que ya ha abordado esta cuestión con el consejero catalán de Sanidad, Boi Ruiz.

Por otro lado, el consejero de Sanidad ha manifestado la intención del Departamento de ir potenciando los servicios del centro de alta resolución de Fraga, que tiene un población de referencia de más de 40.000 personas.

Comentarios