Más de 50 años de lucha e injusticia en Jánovas tendrán eco nacional

jordi évole salvados jánovas

Jánovas y su historia de lucha e injustica, va a tener eco en todo el país, gracias al programa Salvados de Jordi Évole, el próximo domingo. Hace algunos años, el periodista descubrió casualmente este pueblo, cuando visitaba el Valle de Ordesa, y después conoció algunos de sus antiguos habitantes. Esto ha acabado plasmado en un reportaje, donde uno vive en su propia piel la expropiación, lucha, desestimación del proyecto, y finalmente el intento por volver. Évole, junto con su equipo, y decenas de periodistas, visitaban, y proyectaban el programa en Jánovas este lunes.

En los años 50 Jánovas era una localidad con vida, economía…y calles donde sus habitantes tenían una vida normal. Un proyecto de pantanos y energía eléctrica, del franquismo e IberDuero, obligó a la construcción de un embalse en esa zona. Los vecinos fueron expropiados, y poco a poco expulsados con acoso, y derribo. Incluso llegaron a sacar un día a los niños y la maestra a empujones de la escuela, y volar casas vacías, cuando todavía vivía gente en las de al lado. El proyecto se fue retrasando, hasta que en 2001 fue rechazado por impacto medioambiental. En 1984 se habían ido los últimos moradores.

El secretario de Medio Ambiente de la legislatura del 96 al 2000, Juan Luis Muriel, junto con un técnico, fueron los primeros y únicos que se atrevieron a firmar el documento que echaba para atrás este proyecto, primer y único pantano que se paró en España. A pesar de las presiones, del Gobierno, y de las eléctricas, según cuentan en el reportaje, se mantuvieron firmes, y en 2001 el embalse de Jánovas ya era historia. Los vecinos trataron de recuperar sus casas, pero Endesa, actual propietaria del pueblo, les pide por las viviendas 34 veces más que lo que IberDuero les había pagado en los años 50.

Endesa no quiso participar en este reportaje. Tanto vecinos, como los responsables de Salvados, esperan que esto tenga repercusión, que pueda incluso llegarles una disculpa más de 50 años después, y sueñan con algún día volver a vivir en Jánovas. Actualmente se están reconstruyendo algunas casas recuperadas, a título particular, y la antigua escuela es una casa social.

Comentarios