El sector cárnico defiende su consumo

A raíz del estudio que ha publicado la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC), un organismo especializado de la Organización Mundial de Salud (OMS), el sector ha mostrado su malestar diciendo que “rechaza enérgicamente” sus conclusiones y considera “inapropiado atribuir a un único factor un mayor riesgo de cáncer”. Es por ello que piden precaución a la hora de hablar de una de las grandes industrias dentro de la alimentación.

En su comunicado, la Federación Europea de Asociaciones Cárnicas, señala que organismos oficiales, sociedades médicas y expertos recomiendan el consumo de todos los grupos de alimentos a fin de tener una dieta sana, variada y equilibrada, incluyendo un consumo moderado de carnes y productos cárnicos.

Desde la asociación se proponen “servir de base para una completa fuente de información para el consumidor”, para así “tener una mayor comprensión de la identificación de los peligros y la evaluación de los riesgos asociados”.

La Federación recomienda tener una visión más global, “teniendo en cuenta la amplia gama de productos cárnicos producidos en la Unión Europea con valores nutricionales óptimos” y cita que “existe amplia evidencia científica que demuestra los beneficios del consumo de carne dentro de una dieta saludable”.

Por otro lado, el comunicado resta trascendencia al alcance de las conclusiones ya que “el consumo real de carne y productos cárnicos en la UE (24 g/día en promedio) es considerablemente inferior a lo que podría considerarse como ingesta diaria alta”, en respuesta al estudio, que concluye que comer una porción de 50 gramos de carne procesada diariamente incrementa las posibilidades de padecer un cáncer colorrectal en un 18%.

Siguiendo sus argumentos, explican que se destinan “constantemente” recursos a innovación para disminuir “el uso de aditivos y optimizar los procesos de fabricación y los ingredientes utilizados”.

Comentarios