Aprobadas por unanimidad las Ordenanzas Fiscales de Monzón para el 2016

pleno ayuntamiento monzón

El equipo de Gobierno PSOE-Cambiar Monzón lograba sacar, por unanimidad, adelante las Ordenanzas Fiscales de la ciudad para 2016, que contienen la presión fiscal a los ciudadanos y empresas, y mantiene el recibo del Impuesto de Bienes Inmuebles, a pesar de la subida catastral como explicaba el alcalde de Monzón, Álvaro Burrell.

Con la propuesta aprobada en pleno municipal se mantienen los ingresos del ayuntamiento para seguir prestando los servicios de calidad que demandan los ciudadanos.

El portavoz del PP, Eduardo Lanzón, se congratulaba de la decisión del actual equipo de Gobierno de dar continuidad a los criterios de los últimos años, dejando a un lado las ideas que tenían en la oposición de determinadas bajadas. Lanzón concluía que, en la actual situación económica, otra política recaudatoria no es posible.

Por su parte, el portavoz del PAR, Javier Vilarrubí, veía implicita en las Ordenanzas Municipales aprobadas un espaldarazo a la gestion económica del anterior equipo de Gobierno PP-PAR, que conseguía reducir la deuda y dejar en caja 950.000€.Por su parte Ciudadanos pedía al Ayuntamiento que gestionase la fracción del pago del IBI para ayudar a las familias que lo están pasando mal como destacaba su portavoz, José Fernández.

También salía por unanimidad la aprobación del abono al Personal Funcionario y Laboral del consistorio y de sus Organismos Autónomos, de la Paga Extra dejada de percibir hace tres años, equivalente al 26,33% de la Paga Extraordinaria dejada de percibir en diciembre de 2012. El PAR calificaba de electoralista la medida a dos meses de elecciones, mientras que el PP señalaba que era necesaria tomar esa medida en 2012 para salvar la economía municipal, mientras que el alcalde hablaba de restituir la dignidad de los empleados públicos.

La propuesta de Ciudadanos (C’s), relativa a instar al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte a que realice la provisión necesaria para llevar a cabo las inversiones prometidas en 2011 en el Castillo de Monzón, por importe de 830.000 €, también recibía el apoyo de todos los grupos, que ahondaban en la idea de cumplir el Plan Director. El alcalde dejaba en la mesa para más adelante el estudio de la titularidad del Castillo para que fuera municipal.

El PP sacaba adelante con los votos de PSOE y PAR la moción por la que el consistorio transmitirá al Gobierno de Aragón que el Ayuntamiento de Monzón considera prioritario el desarrollo de la Plataforma Logística Somontano-Cinca Medio-La Litera y la Travesía Central del Pirineo. Canbiar Monzón hablaba que no es viable económicamente la misma y Ciudadanos no veía que se priorizará por delante del corredor del Mediterráneo.

Finalmente, la propuesta de Cambiar Monzón (CM), que hacía referencia, entre otras cosas, a que el Ayuntamiento se mostrara contrario a la aplicación del Acuerdo Transatlántico de Comercio e Inversión (TTIP), salía adelante con los votos del equipo de Gobierno.

Con el capítulo de ruegos y preguntas concluía la sesión plenaria en la que faltaban los concejales del PP Marisa Mur, Rosa María Lanau y Marcos Segarra.

Comentarios