Rechazo frontal de ganaderos y empresarios al informe de la OMS que cuestiona la carne roja y elaborada

Torralba Luna Cored

La OMS ha dado a conocer un informe que relaciona determinados tipos de cáncer con el consumo de carnes rojas, carnes preparadas o embutidos. Los responsables de estos sectores consideran que son alarmas apocalípticas, y que la producción y la transformación no pueden ser castigadas, porque se está produciendo un importante daño social y económico, así como de mano de obra. Tanto ASAJA, como CEOS o Industrias Agroalimentarias Aragón, exigen a las distintas administraciones que moderen, controlen y vigilen toda la información que se está dando, y que puede hundir a uno de los sectores más importantes de la provincia.

Tras el informe de la Organización Mundial de la Salud, el mundo ganadero ha mostrado su rotundo rechazo por las afecciones que puede tener para el sector, que da trabajo en Aragón a 20.000 personas, con un volumen de negocio de casi 3.000 millones de euros.

El presidente provincial de ASAJA, José Fernando Luna, cree que empresarios y ganaderos consideran que no se pueden lanzar mensajes sesgados y sin contrastar como éstos, movidos por no sé sabe qué intereses, que hacen un daño irreparable y con unas tremendas consecuencias.

El director general de CEOS-Cepyme Huesca, Salvador Cored, afirmaba que esta alarma es infundada, porque las posibles causas de enfermedades dependen de muchos otros factores, como genéticos, si se hace deporte o no, si se hace una dieta saludable...

José Fernando Luna indicaba que hay 20.000 puestos de trabajo en Aragón, que provienen del sector cárnico y ganadero. El sector genera un valor de producción de 1.594 millones de euros, y un volumen de negocio en la comunidad autónoma de 2.925 millones de euros, en porcino, ovino y vacuno, sin contar la transformación.

En Aragón hay una producción de porcino de 705 explotaciones, 482.000 plazas de madres. 2.869 explotaciones de cebo de porcino, con 4,7 plazas, 9,3 millones de animales criados, con un valor de producción de 1.080 millones de euros, y un volumen de negocio de 2.000 millones de euros. En bovino de cebo hay 2.632 explotaciones, con 181.560 plazas, una producción en animales de 282.800, con un volumen de producción de 340 millones de euros, y un volumen de negocio de 600 millones de euros. En ovino caprino, hay 4.070 explotaciones en Aragón, en las que 1,5 millones de plazas, con 1,8 millones de animales, con un valor de producción de 124 millones de euros, y un volumen de negocio de 224 millones de euros. Y en el vacuno, hay 867 explotaciones de vacas nodrizas, con casi 50.000 plazas, una producción de 100 millones de euros.

Concretamente, en la provincia de Huesca hay más de 1.700 explotaciones de porcino de cebo, y más de 2,8 millones de plazas de cebo y 170.000 plazas de cerdas madre.

El sector en el Alto Aragón cree que la OMS está llevando la bandera, de forma poco acertada, en asuntos como éste, como la Encefalopatía Espongiforme Bovina, las dioxinas en pollos, la fiebre amarilla, el E-coli, el ébola, que pone en cuestión sus métodos informativos. Se preguntan desde ASAJA por qué han llevado la bandera en estos temas y no en otros, como la necesidad de una intensificación agrícola en el mundo, con 700 millones de habitantes que están pasando hambre, los nuevos vegetales que aportan vitaminas y evitan millones de cegueras en el mundo, o estudios que dicen que la alimentación humana está alargando la esperanza de vida.

Consideran que estos informes pueden intentar llamar la atención, buscar financiación, hacerse notar o tener unos intereses creados de, tal vez, la industria farmacéutica.

Comentarios