El Club Montisonense de Montaña, de senderismo por Le Chemin de la Mature

Un grupo de 29 senderistas del Club Montisonense de Montaña visitaban el pasado domingo Le Chemin de la Mature, ubicado en el francés Valle del Aspe. Tras cruzar el túnel del Somport, se dirigieron a la localidad de Etsaut, donde antes de llegar, comienza esta bonita ruta, llena de historia y bellos parajes. Ésta es la crónica de la jornada:

“La ruta comienza en Pont de Cebers a 639m, remontando valle arriba, vamos recorriendo el camino que poco a poco se adentra en el Barranco de Sescoue. Al poco nos encontramos con el fuerte del Portalet, imponente fortaleza que custodiaba la entrada al Valle de Aspe de posibles ataques españoles, su construcción fue ordenada por el rey Luis Felipe en 1842.

Continuando el camino llegamos al plato fuerte del día, Le Chemin de la Mature, se trata de un vertiginoso camino horadado sobre el barranco a unos 150 metros de altura. Fue realizado por el rey Luis XIV durante el siglo XVIII con la finalidad de extraer troncos de abeto y haya destinados a la construcción de mástiles de barco para la armada francesa. Tiene más de 1 kilómetro de largo y unos 3 metros de ancho. El camino es espectacular y hace las delicias de los caminantes que inmortalizan con sus cámaras tan bonito lugar.

Los colores otoñales se van apoderando del barranco de Sescoue mientras vamos ascendiendo hasta llegar a la Grange Perry, puerta natural al hayedo de Trungas, desde ahí y siguiendo el GR-10 vamos ascendiendo y disfrutando del otoño con todo su esplendor, con su amplia paleta de colores, el cómodo sendero se transforma en una gran alfombra llena de tonos ocres.

Ganando altura, los prados hacen acto de presencia cuando llegamos al Col de Arras (1280m) punto más alto de la ruta. Momento de descanso, disfrutando de las bonitas panorámicas y del día primaveral que tenemos.

Desde el Col de Arras, comenzamos el descenso con vistas al fondo del Valle por otro hermoso hayedo con grandes ejemplares, sólo se escucha el crujir de las hojas bajo nuestros pies, en definitiva un buen espacio donde perderse, así, el camino desciende rápidamente hasta llegar a la carretera inicial, lugar donde completamos esta bonita ruta circular”.

Sin duda, y tal y como concluye la crónica, “otra gran jornada de senderismo y como siempre, en la mejor compañía”.

Comentarios