La feria de la patata de Chía despide la temporada de cosecha

cartel feria patata chía

Este sábado, Chía vivirá la cuarta edición de la Feria de la Patata, la primera, en la que se podrá hablar de la patata como cultivo ecológico. Esta acción pretende, por un lado, dar a conocer el producto, y, por otro, el municipio de Chía, y el valle de Benasque. La feria se desarrollará desde las 10 hasta las 18.30 horas contará con mercado artesano, exposición de ganado degustación de patatas colgadas y tapas elaboradas por Antonio Arazo, del restaurante Apolo de Huesca, y actividades infantiles. El sábado el programa A Vivir Huesca se emitirá desde Chía de 12 a 13 horas.

Audio sin título
Audio sin título

La actividad comenzará a las 7 con el encendido de la hoguera, a las 10 se inaugurará la feria y se abrirá el mercado y la exposición de ganado. En el polideportivo habrá una exhibición acrobática y se desarrollarán distintas actividades infantiles: manualidades, juegos educativos, hinchables y la actuación del Políglota Teatro.

Una de las degustaciones gastronómicas serán “las patatas colgadas” , platao típico de zonas de montaña y fácil de preparar, que consiste en patatas asadas a la brasa con pimiento, cebolla y sardina asada. La previsión es asar unos 500 kilos.

La otra degustación serán las tapas que elaborará Antonio Arazo, del restaurante Apolo de Huesca.

Con la feria se da por concluida la cosecha de patatas que ha sido, según Arturo Lanau, presidenta de la Asociación de Productores de Chía, aceptable de tal manera que se va a triplicar la producción de 2014 alcanzando las 60 toneladas gracias al esfuerzo de los productores por intentar alargar la presencia de este producto en el mercado. En la actualidad se puede adquirir patata de Chía en las provincias de Huesca, Zaragoza y Lérida. Toda la información acerca de la comercialización se puede encontrar en la web patatadechia.es

Se presenta en dos formatos, 3 kilos y 25 kilos, y es el centro El Remós el encargado de elaborar las bolsas y sacos.

La patata de Chía recupera un cultivo clave del municipio en la década de los 60. Es una patata muy dura y con poca agua apta para cualquier uso culinario, características que se consiguen porque se cultiva a 1.200-1.500 metros de altitud y porque se trabaja con métodos tradicionales.

La Asociación de Productores de Chía mantiene los mismos socios que en 2014, es decir 7 socios (familias del municipio).

Comentarios