El Impuesto del cable alarma a los empresarios de la Jacetania

Ante la noticia publicadas sobre la posible restitución del impuesto por cable, desde la AEJ, manifiestan su más rotundo rechazo. Los empresarios de la Jacetania señalan que las estaciones de esquí son el motor que mueve la economía de estos valles, que no tenemos la industria, ni ninguna otra fuente de recursos.

 

Este impuesto a juicio de la AEJ reduciría la competitividad de las empresas, ya que como bien sabemos por la anterior etapa de imposición de este impuesto, el mercado no admite que se puede repercutir al cliente y para no perder esquiadores termina pagándolo la empresa.

 

Más adelante señalan que la situación actual de las empresas no permite que se pague este impuesto. Por lo tanto, este impuesto finalmente lo van a pagar los empleados de las estaciones con reducciones de plantilla y reducciones de salarios, en el mejor de los casos, ya que no hay margen para hacerlo de otra manera.

La imposición de este impuesto supondría, por tanto, la reducción de competitividad de las empresas, lastrando la locomotora que tira de todos los vagones de la economía de estos valles, poniendo gravemente en riesgo puestos de trabajo y la viabilidad de otras empresas.

 

Este valle, abandonado por la DGA desde la constitución de ARAMON (empresa pública en la que la DGA ha invertido el 50% de los 160 millones de euros invertidos, según fuentes de ARAMON), sufrirá una vez más el castigo de la forma más dura, a pesar de la haber sido excluido de todas esas inversiones públicas en materia de nieve.

En la anterior imposición de este impuesto, la DGA puso 1,5 millones de los 3 millones que precisó ese año ARAMON como ampliación de capital, pero a las empresas de este valle, lógicamente dicen desde la AEJ no se les ayudó.

 

Finalizan señalando que además, ya vimos que ese impuesto "medioambiental" en absoluto fue utilizado para reducir el impacto ambiental, es más, jamás se supo para que sirvió. Posiblemente cayó en una "bolsa común", donde se diluyó con otros ingresos de las arcas públicas.

 

Comentarios