El PAR de Huesca lamenta la negativa del tripartito a continuar bajando los impuestos a todos los oscenses

El Comité local de Huesca del Partido Aragonés (PAR), a través de su Presidencia, ha valorado negativamente la decisión del gobierno tripartito del ayuntamiento de aplicar una revisión de los valores catastrales “que mantiene la presión fiscal del impuesto de bienes inmuebles (IBI) sobre todos los oscenses.” Según se explica desde el PAR de Huesca, “el anterior gobierno municipal evitó paulatinamente que el IBI subiera a pesar del incremento que dictó obligatoriamente el gobierno central. El tripartito va a impedir que el IBI baje al terminar ese incremento forzoso y se niega a una rebaja que otros españoles sí van a disfrutar pero los oscenses, no.” Desde el Comité local del PAR oscense, se rechaza “el argumento del concejal de Hacienda afirmando que se va a notar en el recibo en pocos euros sin importancia, porque sin duda mucho más se notaría si llegara la rebaja del diez por ciento que beneficiaría a todos los oscenses, teniendo en cuenta que en Huesca el IBI está entre los mayores tipos impositivos de ciudades comparables”.

En este impuesto, “además se evidencia una muestra más de promesas incumplidas por parte del actual gobierno municipal, con dos ejemplo claros. Por un lado, reclamaron desde la oposición por activa y por pasiva contra la rebaja del IBI porque no era progresiva sino que era lineal, pero ahora se dicta un coeficiente de actualización lineal sin progresividad alguna. Por otro lado, reclamaron una recarga del IBI para las viviendas vacías aunque se les explicó que debía esperar al reglamento estatal que la determine. En aquel momento, dijeron que se trataba de una excusa pero ahora, se limitan a poner por escrito exactamente esa misma explicación”.

Otra cuestión relativa a los incumplimientos, según el PAR de Huesca, es “la campaña emprendida desde la oposición al anterior gobierno para rebajar el Impuesto de Vehículos, bajo el peculiar criterio de que la peatonalización había reducido el espacio para la circulación. Ahora, al llegar al gobierno, el impuesto queda como estaba y su revisión pasa al olvido”.

El Comité local señala así mismo que “la política fiscal es importante para apoyar la creación de empleo pero hay impuestos que suben, como la licencia de apertura de actividades clasificadas fuera de los polígonos, que afecta por ejemplo a nuevos establecimientos hosteleros en la ciudad, o también el vertido de escombros de obras menores, que implica a reformas en domicilios y rehabilitaciones parciales. Al tiempo, no se genera ni una sola medida de respaldo al empleo”.

Finalmente, respecto a la creación de una ‘tarifa social’ sobre agua y basuras, “los informes técnicos de ejercicios anteriores apuntaban a las dificultades para su puesta en marcha y la ausencia de valoración sobre el resultado final en la recaudación. A pesar del fin positivo de dicha tarifa, ninguna de estas dudas ha sido resuelta cuando la justificación de ingresos mediante el IRPF sólo es posible presentarla con base en dos años antes o las familias que viven en comunidades donde se paga el agua y las basuras mediante el recibo de gastos de escalera tendrán serios problemas para acceder a ese descuento”.

En resumen, indica la presidencia local del PAR de Huesca, “las nuevas ordenanzas fiscales presentan escasas novedades pero abundante propaganda y no benefician a la mayoría de los oscenses sino al contrario”.

Comentarios