Aprobado el plan de conservación del hábitat del urogallo pirenaico

El  Consejo de Gobierno de Aragón ha aprobado el decreto que contiene el Plan de Conservación del Hábitat del Urogallo Pirenaico y que se establece un régimen de protección para esta especie que está catalogada en nuestra comunidad autónoma como amenazada, dentro de la categoría de “Sensible a la alteración del hábitat”. El plan implica a tres comarcas del Pirineo (Jacetania, Sobrarbe y Ribagorza) y un total de 34 términos municipales, aunque con extensiones diferentes según los núcleos. En el ámbito de aplicación se especifican también las llamadas “áreas críticas” para la especie.

 

La directora general de Sostenibilidad, Sandra Ortega Bravo, destaca que los objetivos principales del plan son: reducir  en lo posible las causas de mortalidad no natural, conservar y mejorar su hábitat, mejorar la conectividad entre los núcleos que aún permanecen activos, realizar un seguimiento detallado de sus poblaciones e incrementar la conciencia social sobre la importancia de esta especie, logrando así la colaboración entre los diversos sectores implicados en su  protección.

 

En este sentido, cabe señalar que antes de su aprobación final el decreto ha seguido una tramitación larga y compleja como consecuencia del elevado número de alegaciones y aportaciones que se han recibido durante el período 2010-2014, tras los dos procedimientos de información y participación pública al que el borrador ha estado sometido previamente. Finalmente, el texto consensuado, que recoge gran parte de las aportaciones realizadas, es el que ha sido aprobado por el gobierno.

 

Por otro lado, para lograr sus objetivos el plan de conservación del urogallo propone medidas concretas, como son la incorporación a la Red Natura 2000 del  mayor número posible de áreas críticas, así como de territorios abandonados. También minimizar el riesgo de colisión con cercados o tendidos eléctricos, la máxima reducción de las molestias que pudieran producir los trabajos forestales -limitando sus períodos de actividad- o el desarrollo de trabajos ex profeso de mejora del  hábitat con el fin de favorecer la expansión de la especie.

 

Otro de los objetivos es lograr que las actividades cinegéticas sean compatibles con la conservación de la especie, para lo que se incrementarán las  labores de vigilancia y control por parte de los agentes de protección de la naturaleza del Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad.

 

El urogallo pirenaico, sensible a la alteración del hábitat.

El urogallo pirenaico es una especie forestal que está catalogada en Aragón como “sensible a la alteración de su hábitat”. En este sentido, la dirección general de Sostenibilidad del Gobierno de Aragón recuerda que las poblaciones están sufriendo una fuerte regresión en toda Europa y que resulta especialmente preocupante el caso de la subespecie pirenaica, donde se ha constatado un descenso algo mayor del 30% en el número de machos censados en los “contaderos” durante los últimos 10 años. Las estimas más recientes, correspondientes a 2015, indican un número máximo de machos en territorio español de unos 426, de los cuales menos de 50 sobreviven en Aragón.

 

Este descenso continuado se atribuye a la baja productividad de la especie, que en estos momentos se cifra en 0,7 pollos por cada hembra reproductora, lo que no es suficiente para reponer las pérdidas de individuos que se producen, bien sea por causas naturales o por aquellas indirectas de origen humano.

Comentarios