La ratio bajará a 22 alumnos en Infantil y Primaria y a 27 en Secundaria al final de la legislatura

La Mesa Sectorial de Educación daba el visto bueno este miércoles al plan para reducir las ratios en todas las etapas educativas. Una reducción que se hará de forma gradual durante toda la legislatura, para que al final de la misma el tope de alumnos por aula sea de 22 en Infantil y Primaria, 27 en Secundaria y 30 en Bachillerato. En la actualidad la ratio se sitúa en 25 en el primer caso, 30 en el segundo y 35 en el tercero.

En Infantil, se propone que el próximo curso la ratio sea de 22 en el primer curso y al año siguiente sea de 22 también en segundo, con el objetivo de que en el curso 2018-2019 llegue también a tercero y todo el ciclo tenga la misma ratio.

En Primaria, habrá 24 alumnos por aula en primer curso en el 2016-2017 para poder absorber la escolarización de los niños de anteriores etapas y se irá disminuyendo progresivamente.

En ESO, la norma actual prevé una ratio de 30 alumnos más un 10% adicional. La intención del departamento es pasar a 27 en primero de Secundaria el próximo curso y que todos los cursos de ESO tengan 27 en el 2019-2020. Lo mismo ocurrirá con Bachillerato, que pasará escalonadamente de los 35 de la actualidad a los 30 previstos en el curso 2019-2020.

La Mesa Sectorial aprobaba también la consolidación de las plantillas orgánicas a través de unos criterios que permitan dotar al profesorado de mayor estabilidad, reducir la tasa de interinidad y aumentar la oferta de empleo público

También se acordaba el descenso de las horas lectivas semanales de los profesores de Secundaria en los centros públicos, también en Formación Profesional y Especial. De este modo, el docente podrá dedicar esa hora para actividades complementarias en el centro como labor tutorial, coordinación de profesores del mismo grupo, participación en formación docente o programas educativos.

Comentarios